Operadores:  Noticia de actualidad


Lo componen 43 ventiladores ubicados en vestíbulo y andenes

FGC está testeando un nuevo sistema de climatización de estaciones subterráneas, aunque también es exportable a estaciones de superficie. Es un sistema que usa ventiladores que proyectan agua nebulizada sobre los andenes, logrando una mejora del confort de los viajeros con un sistema de bajo coste y alta sostenibilidad


Ferrocarriles de la Generalitat instala un sistema de nebulización de agua en la estación de Plaça Espanya
 
Andén de la estación de Plaça Espanya con el sistema de refrigeración en servicio
 
 

(10/07/2009) La climatización de las estaciones subterráneas es una cuestión que en países cálidos como el nuestro puede generar severas molestias a los viajeros, máxime si las condiciones de humedad ambiental son altas. Esta doble condición se da en la ciudad de Barcelona, en la cual FGC cuenta con varias estaciones subterráneas.

La climatización por medios convencionales de estas cavernas tiene unos costes elevadísimos, y las pérdidas de frío son altísimas dadas las condiciones de estos recintos subterráneos abiertos a túneles. Por ello FGC ha decidido probar una metodología más sencilla, económica y ecológica, para lograr atenuar, en la medida de lo posible, estas molestias a los viajeros y al propio personal ferroviario.

La tecnología escogida, probada ya en otros ámbitos, es la usar agua nebulizada, vaporizada sobre unos ventiladores, sobre los andenes y pasillos. El sistema se está probando en la estación de Plaça de Espanya, donde se instalaron los equipos el pasado mes de noviembre y comenzaron las pruebas a finales de este mes de abril, con el momento de elevación de la temperatura ambiental.

Las claves del sistema

hspace=10

El ventilador proyecta agua nebulizada sobre los andenes y vestíbulos

El sistema tiene un funcionamiento automático, aunque puede ser activado discrecionalmente por el jefe de estación. La temperatura objetivo del sistema son 25 º, con un límite superior de humedad relativa del 70 por ceinto.

Las pruebas han verificado que es posible bajar hasta siete u ocho grados la temperatura del espacio. Su funcionamiento está condicionado al grado de humedad ambiental. En un ambiente de 32 º C de temperatura y 40 por ciento de humedad se logra una temperatura en andenes de 26 º , pero si la humedad superara del 80 por ciento el sistema no sería operativo.

El sistema combina ventiladores con atomizadores de agua. Cuando los ventiladores se encuentran en funcionamiento se proyecta el agua producida por los atomizadores situados en la parte frontal de los ventiladores. El agua sale pulverizada y se evapora inmediatamente, lo que produce una bajada inmediata de temperatura. Para garantizar en todo momento la salubridad del agua, esta se somete a un proceso de eliminación de impurezas y bacterias.

Entre las principales ventajas del sistema cabe destacar que la inversión inicial de instalación es muy reducida, en torno a 140.000 euros, y sus costes operativos son sensiblemente menores a un sistema de refrigeración estándar: un leve consumo de energía eléctrica y agua. Su instalación no requiere obra civil complementaria, como cierre de los andenes. Además es utilizable en estaciones a cielo abierto.

Una vez verificado el funcionamiento del sistema, este podría ser instalado en otras estaciones de la red de FGC con características parecidas, como Plaça Catalunya y AvingudaTibidabo.
.