Portada:  Noticia de actualidad


Son pruebas piloto desarrolladas en el Corredor Mediterráneo y la línea convencional Madrid-Barcelona

Tras el éxito de las pruebas desarrolladas en la línea Madrid-Levante, la Dirección Ejecutiva de Circulación y Renfe Mercancías han iniciado unas pruebas de nuevas circulaciones piloto para testear las posibilidades de implantar trenes de longitud especial en las líneas de Madrid a Barcelona y de Barcelona a Gandía. Las pruebas comenzaron el pasado 15 de junio con trenes de 550 metros


Adif y Renfe ensayan nuevos corredores de trenes mercantes de gran longitud y mayor velocidad
 
Tren mercante de Renfe en Jubera, en el valle del Jalón, tramo de la linea Madrid-Barcelona donde se están desarrollando estas pruebas piloto. Foto Alberto Peña y Fernando Segura.
 
 

(26/06/2009) La Dirección Ejecutiva de Circulación de Adif, en colaboración con las operadoras ferroviarias, está analizando las posibilidades de la red convencional para permitir la creación de nuevos productos comerciales más atractivos para los cargadores.

Por un lado se viene trabajando desde el pasado invierno en la puesta en operación de trenes de longitud especial, 550 metros. Estos convoyes precisan una programación especial porque su longitud restringe sus posibilidades de apartado en muchas estaciones. Fue el corredor Madrid-Valencia donde se iniciaron estas pruebas de longitud excepcional de la mano de Renfe Mercancías y Continental Rail. El periodo de pruebas fue validado con éxito y estos tráficos se operan ya en régimen regular (ver noticia). Este periodo de pruebas, además de para este corredor específico, quería ser también un banco de pruebas exportable a otros corredores, tras las pertinentes pruebas piloto.

Este es ahora el caso de la línea Madrid-Barcelona y las líneas Barcelona-Gandía. Adif ha adjudicado a Renfe Operadora tres nuevos surcos en ambos sentidos para la circulación de trenes de longitud especial; dos entre Madrid y Barcelona y un tercero entre Barcelona y Gandía (Valencia). Se trata de pruebas piloto para trenes cuyas dimensiones alcanzan los 550 metros de largo y que, desde el pasado día 15, circulan entre Madrid y Barcelona y entre ésta y Gandía.

También se suma a estas pruebas un nuevo surco, entre Madrid y Barcelona, que chequeará el incremento de la velocidad de 100 a 120 km/h, manteniendo la normal la longitud del tren, es decir, 450 metros. Estos tráficos usarán preferentemente horarios nocturnos para no interferir la malla de cercanías de estas tres ciudades.