Operadores:  Noticia de actualidad


La obra dotará a la ciudad de tres estaciones de servicios ferroviarios metropolitanos en el año 2011

La tuneladora que perforará el segundo túnel de la prolongación de la línea del Vallés de Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC) en Tarrasa (Barcelona), se pone a punto antes de su arranque, previsto para las próximas semanas, cuando comenzará a perfora una longitud de túnel de 3,5 kilómetros.


La segunda tuneladora de Tarrasa, a punto para prolongar la línea del Vallés de FGC
 
 
 

(28/05/2009) La máquina, que se trajo a finales de marzo desde Canadá, se ha introducido por piezas en el pozo de ataque de Can Roca y se ha montado, durante un periodo de un mes aproximadamente.

Los trabajos ahora se centran en la instalación de los últimos equipos, así como en las pruebas eléctricas y mecánicas para comprobar su correcto funcionamiento. También se ha completado ya el montaje de las instalaciones auxiliares exteriores necesarias por la explotación de la tuneladora.

De esta manera, se están ultimando detalles antes de empezar la perforación del segundo túnel de 3,5 kilómetros de longitud hasta la estación actual de Tarrasa-Rambla, en paralelo con el primero, que se encuentra en ejecución desde enero con otra tuneladora de las mismas características traída especialmente también desde Canadá.

En este sentido, las dos máquinas presentan un diámetro de excavación de 6,86 metros y tienen una longitud de 120 metros, y 715 toneladas de peso, y se han construido teniendo en cuenta la geología del terreno a perforar, que garantice su correcto funcionamiento.

Dos tuneladoras en paralelo 

El pasado mes de enero, la primera tuneladora inició los trabajos de perforación del primero de los dos túneles que se construirán en paralelo de la prolongación de la línea de FGC en la ciudad, y, de momento, ya ha perforado desde el depósito de trenes de Can Roca, 750 metros en total, de manera que ya ha pasado por la estación del mismo nombre. 

Los dos túneles se sitúan a una distancia mínima de catorce metros entre ejes y máxima de veintiséis. Además, las dos tuneladoras avanzarán a unos metros de distancia, con el fin de evitar interferencias entre las dos máquinas y aumentar la seguridad durante la ejecución del proyecto.


Se prevé que la primera tuneladora llegue a la Rambla de Egara durante la primavera de 2010, y la segunda hacia el verano. Una vez lleguen las dos máquinas se desmontarán y se trasladarán por piezas por los nuevos túneles ya ejecutados, hasta una salida que se habilitará al sur de la estación UPC-Vallparadís, con el fin de evitar afectaciones en superficie en la Rambla de Egara, donde el espacio está más limitado.

4,5 kilómetros y tres estaciones

hspace=10La prolongación de la línea de FGC en Tarrasa dotará la ciudad de una nueva línea metropolitana que supondrá una importante mejora con respecto a la movilidad urbana y las comunicaciones con el centro de Barcelona y su área metropolitana.

El proyecto comprende un nuevo tramo de 4,5 kilómetros en total, con tres nuevas estaciones que acercarán la red de ferrocarril en núcleos y barrios en desarrollo, y otros puntos especialmente estratégicos, como Can Roca, el parque de Vallparadís, la UPC, el Museo Textil, la Cartuja, el conjunto monumental de Sant Pere, la Mutua o el hospital de San Lázaro.

La prolongación desde Can Roca se inicia en línea recta y en sentido sur hasta llegar a la estación actual de Cercanías de Tarrasa (estación del norte), que se convertirá en un intercambiador. Más adelante, gira ligeramente hacia el este, para dar servicio en el área universitaria de la UPC, donde se construye la estación de UPC-Vallparadís, y continúa en sentido suroeste, en zigzag, hasta enlazar en línea recta con el trazado actual, en Tarrasa-Rambla.

Avanzan las obras en las estaciones

Aparte de los túneles, la Generalitat de Cataluña tiene en marcha la construcción de las tres estaciones del nuevo tramo. De momento, las obras se encuentran en la siguiente situación:

En la estación UPC-Vallparadís han concluido los trabajos de construcción de la obra civil de la estación, de 3.200 metros cuadrados de superficie, y se ha reurbanizado el entorno de la plaza de los Derechos Humanos, de la avenida de Jacquard y de Salmeron, bajo los cuales se sitúa esta estación y un aparcamiento subterráneo anexo de 304 plazas. Así, ya se ha restablecido la configuración original del tráfico en la avenida de Jacquard, hasta ahora afectada por estas obras entre la calle de la Igualdad y la casa Baumann. Ahora quedan pendientes los acabados de arquitectura, accesos y las instalaciones, que se prevé adjudicar antes de acabar el año.

En el intercambiador FGC – Cercanías, de momento ya se han construido todos los muros pantalla de la estación y ha finalizado la excavación de la parte norte del recinto. Así, se trabaja en la construcción de la estructura a medida que avanza la excavación a cielo abierto del interior de la estación. Además, se ha iniciado la construcción de un tramo de las pantallas del pasadizo de acceso a la estación de Cercanías de Renfe. El intercambiador de FGC y Cercanías se sitúa bajo el Parque del Norte y el Paseo 22 de Julio y abarca una superficie de unos 4.950 metros cuadrados.

En Can Roca: ya se ha ejecutado toda la estructura perimetral de la estación, la cubierta y la losa inferior. Además, se ha completado el vaciado de tierras y se ha reurbanizado prácticamente todo el tramo de la avenida del Parlamento afectado por las obras. Ahora, se trabaja en la estructura interior, y en la construcción de las cinco plantas y las rampas del futuro aparcamiento que se ubicará en este punto, que dispondrá en total de 264 plazas. La estación, que se construye en dos fases, bajo la avenida del Parlamento, entre la avenida de Béjar y la calle de Sabadell, y abarca una superficie total de unos 5.600 metros cuadrados. 

width=800

El metro de Tarrasa

La prolongación de la línea de FGC en Tarrasa permitirá dar servicio al doble de viajeros que ahora, concretamente a 32.000 pasajeros al día aproximadamente que podrán acceder más fácilmente a la red de transporte público con el ferrocarril.

Con respecto a los plazos, las obras de infraestructura, la colocación de las vías, catenaria, señalización y electrificación se acabarán hacia finales de en el 2010. Al principio del 2011, se harán los últimos acabados de arreglo de los interiores de las estaciones, para después iniciar las pruebas de explotación y de circulación de trenes, previas a su puesta en servicio. La inversión global para este proyecto es de 321 millones de euros.