Infraestructuras:  Noticia de actualidad


El pozo será ejecutado con una máquina hidrofresa que ofrece las máximas garantías de seguridad

Adif ha iniciado la construcción del primer pozo del túnel de conexión Sants-La Sagrera de la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona-frontera francesa. La instalación, situada en la confluencia de las calles Mallorca y Trinxant, se utilizará como punto de mantenimiento de la tuneladora y, posteriormente, tendrá la función de pozo de ventilación y salida de emergencia del túnel.


Arranca la construcción del primer pozo del túnel entre Sants y La Sagrera, en Barcelona
 
 
 

(20/05/2009) El pozo tiene un diámetro exterior de 20,7 metros e interior de 18,3, y para su ejecución se utiliza una máquina hidrofresa, un sistema que ofrece máximas garantías de seguridad y minimiza el impacto sobre el terreno. Se utilizará como punto de mantenimiento de la tuneladora y, posteriormente, servirá como pozo de ventilación y salida de emergencia del túnel.

Ésta es la segunda máquina de estas características empleada por Adif en estas obras, ya que se está utilizando otra para la construcción del túnel entre pantallas en ese mismo tramo de la calle Mallorca.

La máquina que tiene una altura de quince metros y una anchura de 9,9, excavará las pantallas del pozo hasta una profundidad aproximada de 48 metros, de modo que la parte superior estará situada a una altura de 33 metrso respecto a la contrabóveda del túnel y de veinticinco respecto al centro de la tuneladora. Para la realización de las pantallas, se utilizarán 9.100 metros cúbicos de hormigón y 670.000 kilos de acero.

De forma paralela, se ejecutarán dos recintos de pantallas y pilotes a ambos lados de la estructura circular del pozo para realizar un tratamiento complementario al terreno, previo al paso de la tuneladora y con el objetivo de aumentar los niveles de seguridad de las obras. Estas construcciones tienen una longitud de entre 16,4 y 6,9 metros y una anchura de entre.

Las obras se enmarcan dentro del tramo Sants-La Sagrera, que tiene una longitud de 5,6 kilómetros, de los que 4,8 se construirán con tuneladora y el resto mediante el sistema de falso túnel entre pantallas, y que cuenta con un presupuesto de 179.333.417,7 euros.

Con la solución adoptada, se consigue que el túnel entre Sants y La Sagrera no discurra en ningún punto de su recorrido bajo viviendas, y lo haga siempre por la zona central de las calles Mallorca, Diagonal y Provença. Los procedimientos constructivos garantizan en todo momento la seguridad e integridad del terreno y de los edificios situados en torno a esta zona de actuación de la capital catalana.

Entre los elementos singulares del proyecto se encuentran la construcción del pozo principal de instalaciones, situado al final del trazado, y dos pozos adicionales para introducción y extracción de la tuneladora, así como diez pozos para salidas de emergencia del túnel, de los que cinco serán, además, empleados como pozos de ventilación.