Material:  Noticia de actualidad


Promovida por un joven de Castejón de Ebro

El “Platanito” es un electrotrén icono de la modernización del ferrocarril español en los setenta y ochenta. Fuera de servicio hace más de veinte años, ha sido un joven de diciesiete años quien ha iniciado una campaña para conseguir restaurarlo.


Campaña popular de recuperación del “Platanito”<p>
 
Composición del "Platanito" . Foto Fernando Monroy Peña
 
 

(25/05/2009) Aitor Corcuera, joven de Castejón ha iniciado una campaña para restaurar el "Platanito" , emblemático electrotrén, el único ejemplar que tuvo la serie 443, que se encuentra en la estación de Castejón.

Fuera de servicio hace más de veinte años, la Asociación Castejonera de Amigos del Ferrocarril se hizo cargo de su custodia hace unos años pero, lamentablemente, no ha podido asumir los trabajos para su mantenimiento ni conseguir financiación para costearlos. Hay que advertir que, en cualquier caso, las operaciones para su eventual puesta en marcha son harto complejas y el empeño de Aitor es hacer una recuperación estética del tren.

Consciente de que con su único empeño le será muy difícil asumir estos trabajos, ha efectuado una apelación a través del portal www.tranvia.org a los amigos del ferrocarril españoles para que, en la forma que puedan, le ayuden a recuperar este tren.

Este material está preservado, no existen pues riesgos de desguace ni de vandalización ya que está custodiado por el personal de esta estación de Adif, pero sí que está sintiendo los lógicos efectos del paso del tiempo en su pintura exterior. El estado interior de este tren, de cuatro coches, es bastante bueno, al margen de los efectos de muchos años de polvo depositados en sus asientos, cafetería, cabinas de conducción….

A pesar del escepticismo un tanto general que se levantó al principio, la voluntad de Aitor se ha contagiado a otros aficionados al ferrocarril que han ofrecido su tiempo y conocimientos para dedicarlos a mejorar, al menos, la presencia del tren. Aitor ya se ha puesto manos a la obra con un empuje sin parangón, e incluso quiere organizar visitas al interior del tren para que la gente pueda contemplar este vehículo que tanto supuso en su momento para el ferrocarril español.

El Platanito. 

Construido por CAF bajo licencia FIat en 1976, este tren se utilizó como prototipo para estudiar la tecnología de la pendulación activa de las cajas del tren como fórmula para mantener la velocidad del tren en tramos sinuosos sin menoscabo del confort de los viajeros. A pesar de algunos problemas, los resultados fueron satisfactorios pero, en su contra, en esos mismos años la empresa Talgo presentó a Renfe su tecnología de pendulación pasiva, sin intervención de motorización alguna, que se consideró como mucho más eficiente que la que montaba este tren.

Su color amarillo y su forma aerodinámica hicieron que fuera bautizado popularmente como “El Platanito” y su paso en sus viajes de prueba por la red despertaban siempre una expectación muy alta. El tren cuenta con cuatro coches y una capacidad total de 167 plazas. Desarrolló sus pruebas por los tramos más sinuosos de la red y, tras éstas, y sin tener sucesión en su serie, el prototipo pasó a cubrir un servicio entre Albacete y Madrid en 1979 y, un año más tarde, entre Madrid y Jaén.

Tras varios años de calma, fue reclamado en 1986 como tren especial para aquellos trenes turísticos de jornada con base en Madrid, funcionando como “Tren Doncel de Sigüenza” o como el “Tren Murallas de Ávila”. En esos viajes a veces hacía demostraciones en parado de su sistema de pendulación mecánica para asombro de los viajeros. Ese mismo año fue apartado del servicio, dado lo complejo de la operación de un tren de una sóla unidad de serie. Tras varios años apartado en Fuencarral, en los que incluso (a comienzos de los 90) se consideró su recuperación como tren remolcado en un momento de escasez de parque para trenes regionales (en esos años de parada se había perdido su capacidad de movimiento autónomo) fue trasladado a Castejón a petición de los amigos del ferrocarril locales.