Internacional:  Noticia de actualidad


Es una pieza clave para la conexión la actual línea del TGV Mediterráneo y el enlace transfronterizo Perpiñán-Figueras

El pasado 11 de mayo, el presidente de RFF, órgano gestor de la infraestructura en Francia, Hubert du Mesnil, anunció que se han seleccionado tres consorcios para construir el denominado contorno Nîmes-Montpellier, que formará la primera fase de la conexión entre el TGV Mediterráneo y en enlace ferroviario transfronterizo Perpiñán-Figueras.


Seleccionados tres consorcios para la construcción del bypass Nîmes-Montpellier
 

 
 

(22/05/2009) En septiembre de 2008, RFF abría el período para la inscripción de las empresas interesadas en construir y gestionar, mediante la fórmula de alianza público-privada, el bypass de Nîmes-Montpellier.

Tras la construcción del bypass, de 71 kilómetros, se construirá un nuevo trazado para conectar la actual línea del TGV Mediterráneo con la línea de alta velocidad que se está construyendo en la actualidad entre Barcelona y Perpiñán.

Tras estudiar las diferentes propuestas, RFF ha identificado ahora tres grupos para la siguiente fase del concurso, encabezados por Bouygues, Eiffage y Concesiones Vinci.

Financiación público-privada

El bypass que rodeará a estas dos ciudades es el tercero de los proyectos que RFF ha seleccionado para investigar el potencial de los modelos de financiación público-privados. Otro proyecto cuyo modelo de financiación se ha basado en esta fórmula ha sido la concesión para la instalación de un sistema GSM-R y la construcción de la línea de alta velocidad Sur Europa Atlántico, entre Tours y Burdeos.

El bypass, cuyo coste se elevará a unos 1.200 millones de euros, es uno de los cuatro proyectos ferroviarios clave identificados por el presidente Nicolás Sarkozy como parte del paquete de estímulo económico nacional francés. El 17 de junio de 2008, se firmó un acuerdo inicial entre el gobierno francés y las autoridades locales de Languedoc-Rosellón para fijar el esquema financiero.

Arteria de mercancías estratégica

Además de ofrecer capacidad adicional tanto para viajeros como mercancías, se espera que el bypass contribuya al desarrollo sostenible de la región Languedoc-Rosellón. RFF estima también que la línea será un elemento clave en la emergente red europea de alta velocidad, y ayudará a completar el corredor Madrid-Barcelona-Montpellier-París-Amsterdam.

Pero, además de proporcionar servicios de viajeros de alta velocidad, RFF considera a esta línea como una arteria de mercancías estratégica para alejar este tipo de trenes de las áreas urbanas. En este sentido, la nueva línea aumentará notablemente la capacidad de los tráficos de tránsito Este-Oeste, a lo largo de corredor europeo D, que discurre entre Valence (Francia) y Budapest (Hungría), pasando por Turín.

Apuesta por el ferrocarril para relanzar la economía

La construcción de este bypass se enmarca en el anuncio realizado el pasado 2 de febrero por el primer ministro francés, François Fillon para relanzar la economía.

Fillon afirmó que más de mil proyectos de inversión se lanzarían durante 2009. Sólo una pequeña proporción de ellos están relacionados con el ferrocarril, pero esa financiación extra significa que RFF podrá aumentar en 2009 su gasto de inversión en 239 millones de euros más de lo previsto. Una gran parte de esa inversión se destinará a la mejora de rutas regionales, incluidas líneas rurales.

En virtud del contrato-programa firmado en noviembre de 2008, RFF invertirá 13.000 millones de euros en 2015 en mejoras de la red existente. El contrato también permitirá acelerar la construcción simultánea de cuatro proyectos: el mencionado bypass Nîmes-Montpellier; la segunda fase de la línea Este, entre Baudrecourt y Estrasburgo; y la línea Bretaña-País del Loira, entre Le Mans, Rennes y Sablé.