Empresas:  Noticia de actualidad


Quince años de duración e importe de 60 millones de euros

CAF ha cerrado un acuerdo para extender el contrato de mantenimiento de la flota de trenes diésel Serie 3000 de Translink, el operador público ferroviario de Irlanda del Norte,


(05/05/2020)  

El nuevo contrato de quince años de duración ha entrado en vigor en abril y tiene un importe superior a los 60 millones de euros. El servicio se seguirá prestado a través de CAF Rail UK, filial del Grupo CAF que inició su actividad en el año 2004, en los talleres deYork Road y Adelaide, en la ciudad de Belfast y propiedad del operador.

Las unidades contempladas en el contrato operan en toda la red ferroviaria norirlandesa cuyas principales líneas conectan Belfast con Derry/Londonderry, Portadown y Bangor entre otras ciudades. Se trata de trenes equipados con el sistema Continuous Automatic Warning System que utiliza en la República de Irlanda y permite que puedan ser utilizados para trayectos transfronterizos especiales.

CAF y Translink

CAF inició su relación con Translink en 2002, cuando firmó su primer contrato de suministro de unidades, 69 coches diésel serie 3000 que entraron en servicio en 2004, año desde el que ha realizado su mantenimiento.

En 2009, CAF cerró un nuevo contrato para la fabricación de sesenta coches de la serie 4000 y su mantenimiento durante quince años. CAF está fabricando actualmente 56 coches intermedios adicionales, una opción contemplaba en el contrato que ejerció Translink hace año y medio.

El número de pasajeros del operador irlandés ha aumentado desde la puesta en servicio de la Serie 3000 en un promedio del 10 por ciento anual, llegando a los 16 millones de pasajeros anuales, con un aumento cercano al 115 por ciento en quince años.

Actividad

La crisis sanitaria se ha presentado en un momento en el que CAF cuenta con una cartera superior a los 9.000 millones de euros, unos tres años de trabajo asegurados a través de contratos en firme, y sin las opciones de ampliación que buena parte de los pedidos contempla.

A pesar de la parada en la actividad fabril provocada por el Covid-19, todos los contratos en ejecución y en cartera continúan en vigor sin sufrir alteraciones. Desde la apertura de las principales plantas, el pasado 20 de abril, CAF está centrada en la ejecución y recuperación del retraso de los pedidos que se encontraban en fase de fabricación, en el momento del cese de actividad de sus talleres.

La parada no ha afectado a todos los ámbitos de actividad. Más de 1.500 personas han continuado con su actividad tanto en áreas de soporte, como de Ingeniería, Compras y Comercial.

Los niveles de liquidez de CAF son similares a los de finales de 2019 y suficientes para hacer frente a las necesidades financieras que un entorno como el actual exige. CAF ha podido evitar un ERTE en sus principales centros productivos y ha acordado con sus trabajadores el mantenimiento de sus salarios adecuando su calendario de trabajo, de modo que se recuperen las horas no trabajadas a lo largo de este año y principios de 2021.