Internacional:  Noticia de actualidad


El uso de mascarilla, sanitaria o casera, será obligatorio en el transporte público

El transporte público ferroviario inicia hoy la segunda fase del desconfinamiento modificando algunas de las medidas en vigor y asumiendo las nuevas directrices indicadas por el Ministerio de Infraestructura y Transporte.


Italia inicia la segunda fase de desconfinamiento con cambios en la movilidad
 
 
 

(04/05/2020) Las operadoras deben seguir pidiendo a los viajeros que realicen sus compras a través de Internet e informarles a través de centros de llamadas, sitios web y aplicaciones, sobre las medidas de prevención y sobre el uso correcto de los dispositivos de protección individual. Además, se mantendrá la recomendación de evitar el acceso a las oficinas de información y a las taquillas de la estación. 

En la estaciones grandes, el acceso seguirá siendo limitado y habrá, siempre que sea posible, separación física entre las puertas de entrada y salida; distribución de usuarios para evitar aglomeraciones; caminos unidireccionales para flujos de entrada y salida; desinfección diaria y periódica de zonas comunes; dispensadores para la higiene de manos; regulación del uso de escaleras y andenes para mantener la distancia de seguridad; información sobre las reglas de distanciamiento: limitación del uso de salas de espera y controles de temperatura corporal donde sea posible.

Coches

En el interior de los trenes, se dispondrán dispensadores de gel desinfectante; se mantendrán las puertas abiertas en las paradas para ventilar los coches; se llevará a cabo una desinfección sistemática; se reforzará la plantilla de servicios de higiene; se regularán, cuando sea posible, los flujos de entrada y salida en los coches y, por último, se observará el distanciamiento con marcadores en los asientos no utilizables.

En los trayectos de larga distancia, que tendrán que ser reservados online, se dispondrá un distanciamiento de seguridad a través de un mecanismo de reserva "en damero"; billetes nominativos para identificar a los pasajeros y gestionar casos sospechosos o positivos y se suspenderá el servicio de restauración hasta la reapertura de bares y restaurantes.