Internacional:  Noticia de actualidad


Códigos QR y controles diversos para garantizar la seguridad de los pasajeros y empleados

Las autoridades chinas aplican estrictas medidas de seguridad en Wuhan, epicentro de la pandemia, y Pekín destino de los viajeros, para impedir el rebrote de la Covid-19. Para poder viajar a Pekín en tren de alta velocidad, es necesario pasar controles QR, zonas específicas de toma de temperatura y controles de material higiénico de los viajeros.


Medidas de seguridad extraordinarias en el servicio Wuhan-Pekín
 
 
 

(24/04/2020)  

Todo está controlado en la estación china de Wuhan para poder garantizar tanto la seguridad de los viajeros que acceden a uno de los dos servicios de alta velocidad que unen la ciudad con la capital del país, como la de otros viajeros y la de los empleados. Es obligatorio el uso de mascarillas, si bien, son muchas las personas que extreman las precauciones utilizando guantes, gafas y gorras protectoras o, incluso, trajes de protección.

El protocolo exige que, una semana antes de la fecha señalada para el viaje, se realice una prueba a los potenciales viajeros para determinar si están o no infectados. El resultado negativo se hará constar a través de un código QR verde en sus dispositivos móviles para que puedan acreditar que están libres de contagio.

Los pasajeros que salen de Wuhan, acceden al tren a través de una sala exclusiva para evitar que se mezclen con otros usuarios y en ella, se les toma la temperatura y se certifica la información enviada a una aplicación para solicitar que pasen la cuarentena, previa a su incorporación a la vida normal en Pekín, en su domicilio o en un hotel designado por el gobierno chino.

Trenes

Ya en el interior de los trenes, los mil viajeros que pueden acceder a uno de los dos servicios diarios autorizados, deben dejar un asiento libre para guardar la distancia de seguridad. Los revisores toman la temperatura dos veces durante las seis horas que dura el trayecto.

Al llegar a destino y pese a haber completado la cuarentena en Wuhan antes de emprender viaje, los pasajeros deben asumir un confinamiento de dos semanas más en Pekín.