Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Se situó cerca del 95 por ciento en la red de alta velocidad y en el 90 por ciento en la convencional

La puntualidad en la red gestionada por Adif y Adif Alta Velocidad superó el 90 por ciento en prácticamente todos los tipos de tráficos en 2019, y se situó próxima al 95 por ciento en los de alta velocidad. Estos datos suponen, de forma generalizada, una mejoría con respecto a los de 2018.


(17/04/2020)  

Durante el año pasado, la puntualidad media en los servicios de larga distancia en alta velocidad —en estos servicios se consideran puntuales aquellas circulaciones que no experimentan retrasos superiores a los cinco minutos con respecto al horario programado— fue del 93,3 por ciento, lo que supone una mejora respecto al año 2018, cuando los índices de puntualidad en este tipo de servicios se situaron en el 91,2 por ciento.

En cuanto a los servicios de media distancia en alta velocidad, en los que se aplica el mismo criterio que en los de larga distancia, la puntualidad media se situó en un 96,2 por ciento, mejorando igualmente los datos de 2018 (95,6 por ciento). Por lo tanto, la puntualidad de las circulaciones de alta velocidad en su conjunto durante el periodo de referencia fue del 94,7 por ciento, mejorando en más de un punto los datos de 2018.

Por lo que se refiere a los tráficos de larga distancia que discurren tanto por la red convencional como por la de alta velocidad —en los que se considera puntual el tren que no prolonga su recorrido más de diez minutos con respecto al horario programado—, la puntualidad media se elevó hasta el 84,3 por ciento, superando igualmente el dato de 2018 (82,1 por ciento). En cuanto a los servicios convencionales de media distancia, que circulan exclusivamente por la red convencional, el índice de puntualidad (con el mismo criterio que en el caso anterior) alcanzó el 91,4 por ciento, superando el 90 por ciento registrado en 2018.

 

 

Cercanías y red de ancho métrico

En el ámbito de los núcleos de Cercanías, la puntualidad alcanzó un 95 por ciento, superando en cuatro décimas a la registrada en 2018 (94,6 por ciento). En estas circulaciones, se consideran puntuales los servicios que no prolonguen más de tres minutos el horario programado.

En la red de ancho métrico, la puntualidad en los servicios de Cercanías fue del 82,8 por ciento, mejorando la cifra obtenida el año pasado (82,4 por ciento). En Media Distancia, la puntualidad fue del 76,4 por ciento, lo que supone un ligero descenso con respecto al índice de 2018 (77,2 por ciento). En ambos casos se aplican los mismos criterios de puntualidad que en las circulaciones análogas de la red convencional.

 

 

Mercancías

En lo que respecta a los servicios de mercancías que circulan por la red convencional, también se alcanzaron datos de puntualidad significativos, que suponen una mejora con respecto al ejercicio anterior.

Así, la puntualidad media —estos tráficos se consideran puntuales cuando el tiempo de viaje total no se extiende más de una hora con respecto al programado— en 2019 se situó alrededor del 92 por ciento, frente al 89,7 de 2018.

 

 

Sistema de Incentivos

Esta mejora progresiva de la puntualidad en la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG) coincide con la implantación durante el año pasado del Sistema de Incentivos, aplicado a todos los trenes que circulan por la RFIG (a excepción de los trenes de Cercanías), de conformidad con la Orden FOM y la Ley del Sector Ferroviario en vigor.

El objetivo de este sistema es desarrollar principios básicos de aplicación de incentivos en el sistema de los cánones por utilización de las infraestructuras ferroviarias, a las empresas ferroviarias y al propio administrador de las infraestructuras, con el fin de reducir al mínimo las perturbaciones y mejorar el funcionamiento de la red ferroviaria.

Dicho sistema incluye la imposición de penalizaciones (malus) por acciones que perturben el funcionamiento de la red y la concesión de compensaciones (bonus) a las entidades que las sufran, así como primas a las que obtengan resultados mejores de lo previsto. El balance de este sistema en el año 2019 ha supuesto una mejora en el sistema ferroviario, ayudando a mejorar la puntualidad de forma generalizada.

El sistema de incentivos garantiza el trato no discriminatorio, la transparencia, la objetividad basada en hechos y sucesos que se pueden cuantificar, constatar y verificar. Se trata de un sistema veraz, fiable y auditable que garantiza la integridad de todos los datos del sistema, a la vez que se comparte la información operativa entre el administrador de infraestructuras ferroviarias y las empresas ferroviarias.