Operadores:  Noticia de actualidad


Accesible, con gran visibilidad y con elementos exclusivos para la línea metropolitana malagueña

Ya ha sido definida la imagen que tendrá el material rodante del Metro de Málaga. El diseño fue encargado por la constructora CAF a la empresa Mormedi y en el mismo primarán las líneas curvas, la visibilidad y la accesibilidad a los vagones. Las primeras unidades del tren ligero malagueño estarán en la línea de montaje a lo largo de la primera mitad de 2009.


Concluye el diseño de las unidades del Metro de Málaga
 
 
 

(12/01/2009) Las líneas de montaje de CAF en su factoría de Linares (Jaén) empezarán a recibir en los próximos meses de las piezas para ensamblar los primeros coches que circularán por las líneas del metro de Málaga y que estarán operativos a finales de 2010. El diseño de estos vehículos tiene una imagen exclusiva para esta ciudad, en la que priman las líneas curvas y con idea de que se adapte a las necesidades de la traza y urbanas que al mismo tiempo sirva como elemento reconocible y específico de Metro Málaga.

Las líneas curvas y los grandes ventanales marcan el diseño de la cabeza del tren. El frontal goza de una imagen aerodinámica que contrasta con las líneas rectas de otros sistemas ligeros de transporte. En este sentido, la empresa encargada del diseño, Mormedi, ha querido cuidar la imagen exterior del tren, que circulará en superficie durante gran parte de su recorrido.

Las ventanas también son muy amplias para adaptarse a las exigencias del tránsito por el exterior, ofreciendo mayor visibilidad lateral tanto a los conductores cuando salgan del túnel como a los pasajeros.

El material rodante comenzará a ensamblarse a lo largo de la primera mitad de este año en la planta que tiene CAF en Linares. Serán catorce composiciones, aunque el contrato de suministro con la Junta de Andalucía establece que se pueda ampliar la producción en un tren más.

Estos convoyes tienen un plazo de entrega de dieciocho meses para el primero desde que se inicia el montaje. La primera unidad llegará a Málaga a finales de 2010, para prestar servicio en la línea 2 (entre Renfe y Martín Carpena). La operación de este subtramo se llevará a cabo en tanto prosiguen las obras del ramal común y de la línea 1 (Malagueta-Teatinos).

Las unidades estarán preparadas para alcanzar velocidades de hasta setenta kilómetros por hora, aunque la velocidad comercial será sensiblemente menor a la mitad. Los coches serán continuos y articulados, con dos cabinas con cuadros de mando, una en cada extremo, para circular en ambos sentidos.

El conjunto será modular y, aunque medirán 32 metros, podrán ampliarse hasta los 42, en caso de necesidad, con el acoplamiento de otros dos módulos más.

Cada costado dispondrá de seis puertas para el acceso de los pasajeros. La unidad de tren podrá llevar a unas 226 personas de pie y otras 54 sentadas y el interior estará adecuado para las personas con discapacidad y dispondrá de videovigilancia, sistema de aire acondicionado y avisador acústico de las estaciones.