Infraestructuras:  Noticia de actualidad


El precio mínimo de licitación es de 4.952.000 euros y el plazo de presentación de ofertas finaliza el 13 de julio

Adif, a través de su filial Fidalia, ha licitado el concurso para la explotación como arrendatario del centro comercial Plaza de Armas, en Sevilla. El adjudicatario del concurso se subrogará en la posición jurídica de Fidalia en el contrato de arrendamiento suscrito por esta sociedad con Adif, que tiene vigencia hasta el 30 de diciembre de 2069.


Licitada la explotación del centro comercial Plaza de Armas, en Sevilla
 
 
 

(06/03/2020)  

El centro comercial Plaza de Armas cuenta con una superficie bruta alquilable de 8.809 m2, además de 1.279 m2 para la instalación de terrazas de restauración.

El precio mínimo de licitación es de 4.952.000 euros y el plazo para presentación de ofertas finaliza el próximo 13 de julio (consultar información detallada de la licitación).

Este concurso se enmarca en el plan de racionalización de activos que lleva a cabo Adif con el objetivo de mejorar la eficiencia en la gestión de estos activos, la generación de ingresos y la reducción de costes. Al propio tiempo, con esta licitación Adif y Fidalia buscan poner en valor y preservar este histórico edificio sevillano, dándole un uso sostenible.

Centro comercial Plaza de Armas

El centro comercial se ubica en un enclave privilegiado de Sevilla, en pleno casco histórico, junto a una de las principales arterias de comunicación de la ciudad como es la calle Torneo. En sus inmediaciones se encuentra la estación de autobuses y tiene conexión directa con la vía de circunvalación de la ciudad S-30.

El edificio, de estilo neomudéjar, es uno de los más representativos de Sevilla y fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1990 con la categoría de Monumento. Estuvo en funcionamiento como estación hasta el 29 de septiembre de 1990, y sufrió una transformación total con motivo de la Expo 92, cuando fue utilizado como Pabellón de Sevilla.

Posteriormente, en 1999, se transformó en centro comercial y de ocio, uso que continúa teniendo actualmente. Para ello se llevaron a cabo una serie de reformas, sin que el edificio sufriera alteraciones importantes, la más llamativa de las cuales fue la nueva vidriera de acero y cristal que cierra la zona de andenes en el lado opuesto a la antigua vidriera, así como la construcción de los módulos donde se ubican los comercios y restaurantes.

Rehabilitación fachadas exteriores

Actualmente, Adif, a través de su filial Fidalia, está llevando a cabo una serie de obras de conservación y restauración de las fachadas exteriores del edificio, con una inversión de 1.641.920 euros.

Para la recuperación de este edificio histórico se han establecido cinco fases de actuación, con el objetivo de recuperar su estética original sin alterar su estructura y distribución, manteniendo a su vez la actividad actual de centro comercial.