Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Con un importe de 976.631 euros y un plazo de ejecución de diecisiete meses, constituye el paso previo a la ejecución de las obras de mejora y restauración del edificio

Adif ha licitado un contrato destinado a la redacción del proyecto para la restauración de las diferentes fachadas y cubiertas en la estación de Valencia Nord, que servirá de base para la realización de las obras de este edificio declarado patrimonio histórico-artístico.


Licitada la redacción del proyecto de restauración de las fachadas y cubierta de la estación del Norte de Valencia
 
 
 

(07/02/2020)  

El contrato, que ha sido licitado por un importe de 976.631 euros, con un plazo de ejecución de diecisiete meses, tiene como objeto la prestación de servicios para la redacción del proyecto que servirá de base para la realización de las obras e incluye planes de control de calidad, estudios geotécnicos y de posibles patologías del edificio, todo ello con la premisa del máximo respeto de todos los elementos que integran un edificio emblemático declarado patrimonio histórico.

Monumento de Interés Histórico-Artístico

El conjunto arquitectónico y decorativo de la estación de Valencia Nord, obra del arquitecto valenciano Demetrio Ribes, fue inaugurado en 1917, siguiendo un diseño modernista con clara influencia del “secesionismo vienés”, que pretendía unificar todas las artes: arquitectura, cerámica, ornamentación, mobiliario, entre otras. El 12 de julio de 1983 fue declarada Monumento de Interés Histórico-Artístico.

En el edificio de la estación abundan los elementos propios de la identidad local, en un completo repertorio iconográfico repleto de motivos valencianos en la fachada, barandillas, vidrieras, remates almenados o puertas. Como ejemplo, destaca la sala de los Mosaicos, compuesta por un conjunto en techo y paredes de enorme valor artístico, con alegorías a Valencia, la huerta, la Albufera o el Miguelete, obra de Gregorio Muñoz Dueñas.

Características de la estación

La estación está diseñada con una estructura de “fondo de saco”, compuesta por dos fachadas laterales y una central, que dan acceso a una bóveda de cubrición metálica —obra del ingeniero Grasset— con capacidad para seis vías y que tiene una longitud de aproximadamente 200 metros

El edificio de la estación del Norte de Valencia combina la estética modernista con la necesaria funcionalidad derivada de su misión ferroviaria. Cuenta con diez vías por las que transitan a diario alrededor de cuatrocientos trenes y más de 12,5 millones de viajeros al año, así como un espacio comercial de tiendas de la estación, formado por cafeterías, restaurante, alquiler de coches, librería, tiendas de regalo, entre otros espacios comerciales, además de un aparcamiento situado junto al edificio.