Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Severas afectaciones en el norte de la provincia de Barcelona y en la de Girona

Los daños provocados por la borrasca Gloria a su paso por Cataluña podrían ascender a unos 20 millones de euros, según las primeras estimaciones realizadas por los equipos técnicos de Adif.


La borrasca Gloria provocó daños por unos 20 millones de euros en la infraestructura ferroviaria en Cataluña
 
 
 

(31/01/2020)  

Los efectos del temporal se extendieron afectando a la práctica totalidad de las líneas de ancho convencional de Cataluña, lo que dificulta la gestión de los recursos disponibles y los desplazamientos de material y personal, habida cuenta de la generalización de las consecuencias del temporal en el resto de infraestructuras y otras zonas sobre las que es necesario actuar.

Tras las primeras evaluaciones y actuaciones de los técnicos de Adif, se han detectado 52 zonas con daños graves o muy graves en las instalaciones, que se localizan en las líneas Barcelona-Mataró-Maçanet (catorce incidencias), Barcelona-Vic-Puigcerdà (dieciocho), Barcelona-Sant Celoni-Portbou (catorce), Barcelona-Manresa (una incidencia), Barcelona-Móra la Nova-Zaragoza (dos), Barcelona-Vilanova i la Geltrú-Sant Vicenç de Calders (dos), y Barcelona-Vilafranca del Penedès (una incidencia).

Trabajos

Los equipos técnicos de Adif iniciaron los trabajos para las reparaciones de las infraestructuras afectadas desde el primer momento y se ha restablecido la circulación en todos los tramos, excepto en el trayecto Malgrat-Blanes, interrumpido por el colapso del puente sobre el río Tordera, que se mantiene sin previsión de restablecimiento hasta que los técnicos de Adif puedan acceder a la zona con plenas garantías de seguridad y poder realizar un estudio pormenorizado de las actuaciones necesarias para reconstruirlo.

En total, Adif ha movilizado en los trabajos de reparación a más de 220 técnicos propios y de empresas colaboradoras y unas treinta máquinas.

Tipología

La tipología de las afectaciones ha sido muy variada. En la línea del Maresme, el oleaje y el viento han provocado daños a las instalaciones de señalización y comunicaciones en cuatro tramos, acumulación de arena y sedimentos en otros tres, ocupaciones de circuitos y problemas en la vía, además de desperfectos en la red de fibra óptica. Actualmente, la infraestructura está operativa completamente desde Barcelona hasta Malgrat de Mar y entre Blanes y Maçanet.

Una de las líneas con mayor número de incidencias, por su especial orografía, ha sido la Barcelona-Vic-Puigcerdà, con dieciocho incidencias, de las que destacan nueve desprendimientos, la caída de decenas de árboles entre La Garriga y Puigcerdà, la inundación del túnel de Vic por el desbordamiento de la riera y problemas de señalización en diferentes puntos.

En la línea Barcelona-Sant Celoni-Portbou, los principales problemas se han producido por desprendimientos, incidencias en terraplenes y arrastre de materiales, lo que suma doce de las catorce afectaciones.

En el tramo Maçanet-Girona se circula con restricciones en régimen de vía única, estando previsto el restablecimiento del tráfico por la vía actualmente interrumpida para el lunes 3 de febrero.

En la línea Barcelona-Móra la Nova-Zaragoza se han registrado dos afecciones por desprendimientos y el enganchón de un tren con la catenaria, otras dos en las líneas Barcelona-Vilanova-Sant Vicenç de Calders en un terraplén y por un desprendimiento, otra incidencia por desprendimiento entre Tarrasa y Manresa y una más por la caída de un árbol en la estación de Sant Joan Despí. Todas ellas, están completamente normalizadas.

Limitaciones

Las reparaciones y el control necesarios han obligado a establecer 37 limitaciones temporales de velocidad.  Dieciséis en la línea Girona-Portbou, siete en la de Mataró, nueve en la de Puigcerdà, cuatro en la Barcelona-Móra la Nova-Zaragoza y una en la línea de Manresa.

Actualmente, veintidós de ellas ya están suprimidas, Seis en la línea Barcelona-Portbou, otras tantas en la línea de Mataró, cinco en la de Puigcerdà, las cuatro de la línea Barcelona-Zaragoza y la implantada en la línea de Manresa.  De las quince pendientes, nueve se eliminarán antes del 7 de febrero, cinco durante el mes de marzo y la restante, en el tramo Sant Quirze-Ripoll, en abril.