Internacional:  Noticia de actualidad


La iniciativa pretende revertir las consecuencias de los recortes de Beeching de 1963

El gobierno británico se ha comprometido a invertir 590 millones de euros para recuperar las líneas de ferrocarril históricas mejorando la conectividad del país con especial atención a las comunidades más aisladas. El gobierno también consultará a Network Rail y a los operadores para la definición del proyecto.


Reino Unido destinará 590 millones de euros a recuperar líneas de ferrocarril históricas
 
 
 

(30/01/2020)  

El plan permitirá revertir los efectos de los recortes de Beeching que, en 1963, llevaron a la supresión del servicio de pasajeros en un tercio de la red ferroviaria y significaron el cierre de más de 2.300 estaciones y 8.000 kilómetros de líneas en todo el Reino Unido. 

Como Presidente de la Junta de Ferrocarriles Británicos, Lord Beeching desarrolló un informe con medidas para frenar las pérdidas continuadas de unos 127 millones de euros anuales por parte de los Ferrocarriles Británicos. El informe incluía recomendaciones para llevar a cabo recortes que dejaron fuera de servicio el 55 por ciento de las estaciones y provocaron la pérdida de 67.000 puestos de trabajo.

De este modo, entre 1964 y 1970 miles de estaciones y centenares de sucursales fueron clausuradas. Ahora, el gobierno ya está trabajando en la reapertura de dos líneas en un futuro cercano, la línea Ashington-Blyth-Tyne en Northumberland y la línea Fleetwood en Lancashire.

Los miles de kilómetros de línea de ferrocarril que fueron eliminados con los recortes de Beeching se encuentran en diferentes situaciones de uso y deterioro. Algunos aún mantienen servicios de mercancías, otros permanecen sin usar y cubiertos de maleza, y otros han sido reconvertidos en caminos o rutas para bicicletas. El plan de reversión está abierto a que las comunidades puedan presentar sus propuestas de recuperación directamente al gobierno británico.