Operadores:  Noticia de actualidad


Desde su puesta en servicio comercial, el 21 de septiembre de 2017, mantiene un incremento significativo tanto de la demanda como de la calidad del servicio

Metro de Granada alcanzó el pasado jueves la cifra de veinticinco millones de viajeros transportados desde su puesta en servicio comercial, el 21 de septiembre de 2017. A las mejoras implantadas para potenciar la calidad y seguridad de este transporte se sumará este verano la posibilidad el pago con tarjeta bancaria en las máquinas expendedoras de billetes de todas las estaciones y paradas del metropolitano.


Metro de Granada alcanza los veinticinco millones de viajeros
 
 
 

(20/01/2020)  

Una de las claves para esta positiva evolución de la demanda son las mejoras que la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía está llevando a cabo para potenciar la calidad y seguridad de este transporte que gestiona la Agencia de Obra Pública. A estas hay que sumar el anuncio por parte del Ejecutivo andaluz de que ya cuenta con la propuesta de adjudicación que permitirá que desde este verano sea factible el pago con tarjeta bancaria en las máquinas expendedoras y de recarga de los títulos de viaje del metro. Asimismo, se acaba de licitar el suministro de desfibriladores en todas las paradas en superficie, completando así a los instalados en las tres estaciones subterráneas.

El metro de Granada mantiene una tasa de crecimiento interanual del 15 por ciento, atendiendo a los datos de viajeros de los nueve primeros meses del año 2019 con respecto al año anterior. Las mejoras en la calidad del servicio de este transporte, con ampliaciones horarias que se adaptan a la evolución de la demanda, así como la fiabilidad alcanzada en términos de cumplimiento de frecuencia de paso y capacidad de transportes, han propiciado el incremento significativo de la cifra de viajeros, así como la buena percepción cualitativa de los usuarios, con un notable alto, según se desprende de la última encuesta de satisfacción.

El pasado mes de septiembre, el metro de Granada cumplió su segundo año en funcionamiento, contribuyendo a mejorar la calidad del aire y evitando la emisión de 5.420 toneladas de CO2 a la atmósfera y reduciendo 5,36 millones de desplazamientos en coche en el área metropolitana en los dos primeros años de servicio.

Entre las mejoras implantadas para incrementar la calidad y la seguridad en el metro granadino cabe destacar el buen funcionamiento del contrato de mantenimiento correctivo del material móvil, que permite la plena disponibilidad de la flota de trenes y el cumplimiento de la frecuencia de paso, la operatividad de los contratos de limpieza no técnica y de la limpieza de la plataforma ferroviaria y del engrase de los carriles de vía, así como otros servicios de atención directa al ciudadano y de adecuación de los horarios a la llegada del AVE y a los acontecimientos de interés social, cultural y deportivos en la ciudad.

Pago con tarjeta bancaria desde el verano

Atendiendo a una de las principales demandas expresadas por los usuarios, la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía acaba de proponer la adjudicación a la empresa Indra, por 889.352 euros, del contrato para la denominada pasarela bancaria, que permitirá, entre otras prestaciones, el pago con tarjeta bancaria en las máquinas expendedoras de billetes de todas las estaciones y paradas del metropolitano.

Aunque el plazo de vigencia del contrato es de treinta meses, los pliegos determinan una fase inicial de seis meses para que la empresa adjudicataria efectúe la instalación del nuevo software del sistema del billetaje. Así, a a principios de este verano los usuarios ya podrán pagar el billete y hacer la recarga del título de viaje con la tarjeta bancaria en las máquinas expendedoras. Los veinticuatro meses restantes del contrato tienen por objeto el mantenimiento de dicha actualización del software del sistema de billetaje del Metro de Granada.

Desfibriladores en estaciones y paradas

Por otra parte, se acaba de licitar el suministro, instalación y mantenimiento de desfibriladores en cada una de las veintitrés paradas en superficie con que cuenta el metro granadino, así como de un equipo adicional en Talleres y Cocheras, que vienen a completar los desfibriladores existentes desde su puesta en servicio en las tres estaciones subterráneas de la línea.

El crecimiento de la demanda en las paradas en superficie justifica esta contratación, que ha salido a concurso público por 109.408 euros con una vigencia total de 48 meses, incluido mantenimiento. La semana pasada, el empleo de estos equipos por operarios de Metro de Málaga contribuyó a salvar la vida de un usuario que había sufrido una parada cardiaca.