Material:  Noticia de actualidad


Fabricado por Talgo, prestará servicio en todas las líneas de la Red Ferroviaria de Interés General

Adif Alta Velocidad ha adjudicado a Patentes Talgo el contrato de suministro, instrumentación y homologación de una unidad de tren auscultador de alta velocidad de nueva fabricación, así como su mantenimiento posterior durante un periodo de cinco años, por importe de 47.370.078 euros.


Adif invertirá más de 47 millones en el nuevo tren auscultador de alta velocidad y su mantenimiento durante cinco años
 
 
 

(04/11/2019)  

El contrato cuenta con un plazo de cuarenta meses para la entrega de la nueva unidad, e incluye también el suministro e instalación de los sistemas de seguridad y comunicaciones, la instrumentación del tren para la realización de sus funciones de auscultación y su mantenimiento durante cinco años, y un stock de piezas de parque para garantizar la gestión del mantenimiento.

El nuevo tren de alta velocidad instrumentado, que prestará servicio en todas las líneas de la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG), deberá disponer de la correspondiente autorización de entrada en servicio y ser apto para circular por toda la RFIG, tanto en ancho ibérico como en ancho estándar.

De esta manera, estará equipado con rodadura de ancho variable, sistemas de seguridad ERTMS y Asfa Digital y podrá alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h en ancho estándar y 300 km/h en ancho ibérico.

Tres unidades más

Este contrato se enmarca en el plan de inversión aprobado por Adif en octubre de 2018, en el que, además de este nuevo tren auscultador, está previsto adquirir otras tres nuevas unidades, dos para para la red convencional y una para líneas de alta velocidad.

La auscultación de la red es una actividad estratégica para Adif, tanto durante la fase de construcción de una línea y su puesta en servicio, ya que los registros obtenidos son preceptivos para avalar que los parámetros de los distintos subsistemas cumplen con los criterios establecidos para su recepción, como para el mantenimiento de las líneas en servicio, ya que la evaluación de la calidad de la infraestructura permite hacer un análisis predictivo que minimiza las posibles incidencias.