Operadores:  Noticia de actualidad


La actuación forma parte de las medidas planteadas por FGV para mejorar las condiciones de seguridad de la red en superficie

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) está completando la instalación de más de 4.000 metros de elementos de protección en diferentes puntos del tramo entre Torrente y Villanueva de Castellón de la línea 1 de Metrovalencia. Esta actuación forma parte de los trabajos de vallado de la red en superficie del metro que está ejecutando la empresa pública.


Instalación de elementos de protección en el tramo Torrente-Villanueva de Castellón de la línea 1 de Metrovalencia
 
 
 

(23/10/2019) Este tipo de actuaciones, que comenzaron el pasado año, se realizan con el objetivo de proteger e impedir el paso no autorizado en los tramos en superficie y mejorar así las condiciones de seguridad en el conjunto de la red, al tiempo que se adapta progresivamente a la nueva legislación autonómica en materia de seguridad ferroviaria.

El presupuesto de estas actuaciones asciende a 730.394 euros y una vez completadas, supondrán la instalación de más de veinte kilómetros de vallado en diferentes tramos de la red, que incluyen zonas urbanas, de doble vía, con posibilidad de tránsito peatonal o circulación de vehículos en paralelo a la línea y puntos de vía única con accesos de uso rústico.

Las primeras intervenciones se realizaron en algunos tramos urbanos que no disponían de protección suficiente, como la estación de Llíria, el tramo entre las estaciones de Les Carolines-Fira y Campamento, la línea a su paso por el término municipal de Paterna, la zona cercana al apeadero de Omet en Picassent, y los tramos entre Torrente y Sant Isidre y entre Rocafort y Massarrojos.

Una vez se completen los trabajos entre Torrente y Villanueva de Castellón, FGV tiene previsto instalar unos 1.200 metros de protecciones en la línea 3, en el tramo que une Almàssera y Rafelbunyol.

Trabajos previstos

Las intervenciones planteadas contemplan la instalación de diferentes tipos de cerramiento, en función de la zona a proteger. Asimismo, se prevé la limpieza y posterior instalación de vallado o protecciones, además de otros trabajos, dependiendo de la tipología del cerramiento.

Junto con esta actuación, FGV destina cerca de 200.000 euros a la reparación de desperfectos urgentes en los tramos ya protegidos, como consecuencia de acciones vandálicas, inclemencias meteorológicas o circunstancias imprevistas.

De los 137 kilómetros de vía con que cuenta la red de metro de Valencia y su área metropolitana —de los cuales 26,5 son subterráneos y más de 110 en superficie—, sin incluir los 20 kilómetros de red tranviaria, actualmente, cuentan con protección más de ochenta kilómetros que disponen de distintas tipologías de vallado para evitar el libre acceso de las personas a las vías.