Operadores:  Noticia de actualidad


Pone el foco en la digitalización y el crecimiento sostenible del transporte y tiene un coste aproximado de 100 millones de euros

La Autoridad del Transporte Metropolitano de Barcelona, ATM, ha presentado la propuesta de Plan Director de Movilidad 2020-2025 aprobada inicialmente por la Consejeria de Territorio y Sostenibilidad. El documento se basa en diez ejes que tratan de forma integral diferentes aspectos relevantes de la movilidad y que persiguen un gran objetivo con cinco vertientes: una movilidad más saludable y sostenible; más eficiente y productiva; más segura y fiable; más inclusiva y equitativa y más inteligente y digital. Para llegar a ello en cinco años, el plan propone 86 medidas que tendrán un coste estimado de unos 100 millones de euros.


(08/10/2019)  

La propuesta de Plan Director de Movilidad, PDM, se ha presentado públicamente después de un año de elaboración en el seno de la ATM con un proceso participativo de seis sesiones públicas en el que se han recogido más de setecientas aportaciones.

El medio ambiente y un transporte más ecológico son algunas de las cuestiones capitales del plan que insiste en reducir el consumo energético y las emisiones de los vehículos, entre un 6 y un 16 por ciento. El objetivo "cero accidentes" se concreta en la reducción de los accidentes de tráfico mortales en el área de Barcelona en un 51 por ciento, en la generación de espacios seguros y el aumento de la fiabilidad del transporte público.

Accesibilidad y digitalización

El PDM quiere consolidar la accesibilidad del transporte público, y propone medidas para llegar a una red donde sean accesibles el 92 por ciento de las estaciones de ferrocarril reservando un papel importante a la perspectiva de género y la edad a la hora de planificar la movilidad de nuestro entorno. El plan también se ocupa de la revolución que supondrá la digitalización del sistema de billetaje, y posteriormente el nuevo sistema tarifario. 

El PDM se encuentra en periodo de información pública hasta finales de octubre. Después, durante unos meses, se incorporarán alegaciones e informes, entre ellos los ambientales. La previsión es que la aprobación definitiva tenga lugar a principios de 2020.