Portada:  Noticia de actualidad


El contrato incluye cinco desvíos, aptos para ambos anchos, con un importe de licitación superior a los 1,5 millones de euros

Adif Alta Velocidad ha licitado el suministro y transporte de desvíos para la construcción y renovación del tramo León-Variante de Pajares (León-La Robla). La adaptación de este tramo, de 20,2 kilómetros de longitud y perteneciente a la línea convencional León-Gijón, permitirá la conexión de alta velocidad entre León y Asturias.


Licitado el suministro y transporte de desvíos para la construcción y renovación del tramo León-Variante de Pajares
 
 
 

(17/05/2019) Con un presupuesto de licitación de 1.503.794 euros, el contrato incluye la fabricación, premontaje, comprobación en taller y transporte hasta el lugar de instalación de dos desvíos o semiescapes de ancho mixto, con punta móvil, aptos para velocidades máximas de hasta 200 km/h por vía directa y 60 km/h por vía desviada, otros tantos desvíos convencionales polivalentes, aptos para velocidades máximas de hasta 200 km/h por vía directa y 50 km/h por vía desviada y un desvío convencional, apto para velocidades máximas de hasta 200 km/h por vía directa y 45 km/h por vía desviada.

Asimismo, este contrato incluye el asesoramiento durante las fases de instalación, la realización de las operaciones finales de ajuste y el suministro de componentes de reposición.

Tramo León-La Robla

El tramo León-La Robla, en el que arranca la Variante de Pajares, dispondrá doble vía con ancho mixto. El proyecto de renovación y adaptación de este tramo incluye la supresión de pasos a nivel, cerramiento de la línea, renovación de traviesas, instalación de tercer carril y adecuación de la catenaria al sistema de tres hilos.

La implantación del tercer carril permitirá dar continuidad a las vías de alta velocidad en ancho internacional, que en la actualidad finalizan en León, con el esquema de vías diseñado para la Variante de Pajares (tramo La Robla-Pola de Lena), para establecer una conexión de alta velocidad entre León y Asturias.

Además, permitirá aumentar la seguridad de la circulación y la velocidad, lo que a su vez se traducirá en un ahorro del tiempo de viaje de los trenes hacia Oviedo, Gijón y Avilés y la meseta.