Portada:  Noticia de actualidad


Su puesta en marcha incrementará la capacidad de línea de alta velocidad Madrid-Segovia-Valladolid y la operatividad de la estación vallisoletana

Adif Alta Velocidad ejecuta ya la recta final de los trabajos de duplicación de vía de ancho estándar y su electrificación en los 11,5 kilómetros del acceso sur a Valladolid por la línea de alta velocidad Madrid-Segovia-Valladolid, entre el Puesto de Banalización “Río Duero” y la estación de Valladolid Campo Grande.


Hoy comienzan las pruebas para la puesta en servicio de la duplicación de vía en el tramo Río Duero-Valladolid Campo Grande
 
 
 

(11/02/2019) Esta recta final incluye la realización de pruebas tanto en la vía y la catenaria, como en las instalaciones de seguridad y comunicaciones, para que la futura explotación de las nuevas vías se realice en las condiciones de seguridad requeridas por la normativa vigente.

Estas pruebas se realizarán a partir de hoy, 11 de febrero, y una vez que sus resultados sean positivos, se desarrollará la fase de formación de maquinistas y simulaciones comerciales necesarias para la autorización de la puesta en servicio de este tramo.

Beneficios de la duplicación de vía

La duplicación de vía y su electrificación entre el Puesto de Banalización “Río Duero” y la estación de Valladolid Campo Grande tiene como principal objetivo el incremento de la capacidad de la línea de alta velocidad Madrid-Segovia-Valladolid, permitiendo el aumento de frecuencias y reduciendo los tiempos de viaje, ya que se evitará la parada de trenes en este tramo que actualmente solo disponía de una única vía de ancho estándar.

La actuación también dotará de mayor operatividad a la estación vallisoletana, que pasará a disponer de tres vías de ancho estándar, en lugar de las dos actuales.

Nuevo paso inferior

Dentro de la obra de duplicación de vía y su electrificación entre el PB “Río Duero” y la estación de Valladolid Campo Grande también se incluye la construcción de un nuevo paso inferior para vehículos y peatones que conectará la calle Mirto y su zona de influencia con el Colegio de la Sagrada Familia, lo que mejorará la permeabilidad de la zona situada al sur de la autovía Ronda Exterior de Valladolid (VA-30).

Se trata de una actuación adicional a las contempladas en el convenio de colaboración para el desarrollo de las obras derivadas de la transformación de la Red Arterial Ferroviaria (RAF) de Valladolid suscrito en noviembre de 2017 por Adif, Adif Alta Velocidad, Renfe Operadora, Junta de Castilla y León y Ayuntamiento de Valladolid.

La construcción de este paso inferior se ejecutará mediante el sistema de cajón empujado, un cajón de hormigón armado que tendrá 4,5 metros de gálibo vertical y 8 de gálibo horizontal.

Para la ejecución de este cajón es necesario realizar tareas de sujeción de las vías, tanto de la red convencional (línea Madrid-Hendaya) como en las de la línea de alta velocidad Madrid-Segovia-Valladolid.

Estas sujeciones obligan, por cuestiones de seguridad, a una limitación temporal de la velocidad en el tramo de ejecución del paso inferior. Por ello, desde mediados de febrero y durante dos meses aproximadamente, los trenes que circulan por este tramo incrementarán su tiempo de viaje una media de cinco minutos.