Portada:  Noticia de actualidad


Cifran en más de ochocientas las actuaciones prioritarias por su elevada rentabilidad socioeconómica

El Foro para la Ingeniería de Excelencia, Fidex, y la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras, Seopan, reclamaron un pacto nacional de infraestructuras en la Jornada “Infraestructuras pendientes y prioritarias, un país por completar” que celebraron ayer en Madrid.


Fidex y Seopan reclaman un pacto nacional de infraestructuras
 
 
 

(14/11/2018)  

La jornada que se estructuró en dos mesas redondas, en torno al Transporte y al Agua y al Medio Ambiente, fue inaugurada por Pedro Saura, secretario de estado de Infraestructuras que inició su intervención resaltando la necesidad de inversión en infraestructuras y situando las claves de la eficiencia de esa inversión en el cuándo, el dónde y en el cómo financiarla.

Saura situó los objetivos del ministerio en materia de inversión en infraestructuras en la seguridad, la movilidad, la estabilidad en el tiempo y en la búsqueda del mayor impacto económico y social, y subrayó la necesidad de mantener la calidad del stock de infraestructuras que se ha multiplicado por tres en los últimos cuarenta años, reforzando su mantenimiento.

Saura abogó por un enfoque del transporte que pase de modal a intermodal, para superar los problemas de congestión y sostenibilidad y también señalo la necesidad de una regulación que permita aprovechar, con eficiencia y equidad, la liberalización del ferrocarril de viajeros. 

Alta Velocidad y Cercanías

Asimismo, el secretario de estado anunció una reorientación a medio plazo de las inversiones a los modos de mayor demanda y cifró la proporción de la inversión realizada en alta Velocidad y Cercanías en los últimos años en un 16 a 1, cuando en 2017 los usuarios de uno y otro sistema ferroviario fueron veintiuno y 426 millones, respectivamente, mientas al autobús interurbano transporta a 650 millones de viajeros al año.

Saura fijó en su intervención como un objetivo político del Ministerio –se creará una Subcomisión en el Congreso para estudiar la financiación de las infraestructuras- suavizar los picos de inversión ligados a los ciclos económicos. Y ello, contando con una colaboración público privada que permita situar el crecimiento de la inversión en infraestructuras por encima del crecimiento del PIB nominal, al menos en el 2 por ciento de incremento exigible para cubrir la tasa de sustitución.

Saura finalizó su intervención refiriéndose a la rentabilidad que deben incorporar las infraestructuras y precisó que para alcanzarla es imprescindible una planificación estratégica, una evaluación previa de su impacto, el refuerzo de la intermodalidad y la visión logística, la implicación de todas las administraciones, locales y autonómicas para aprovechar las infraestructuras, y un esfuerzo de innovación e internacionalización.    

Impacto de las infraestructuras

Fidex y Seopan cifran en más de ochocientas las actuaciones prioritarias por su elevada rentabilidad socioeconómica para el ciudadano, que España tiene planificadas y pendientes en materia de transporte y movilidad, y en agua y medio ambiente, para cumplir con la normativa europea y evitar las sanciones comunitarias. Su ejecución que exige consenso y voluntad política, será decisiva para la competitividad económica y el progreso y bienestar social.

Los proyectos requerirán, en conjunto, una inversión de más de 103.000 millones de euros y generarán durante su periodo de construcción de cuatro años, un retorno fiscal de alrededor de 51.000 millones, unos 79.000 millones de actividad económica inducida y casi un millón de puestos de trabajo.

Transporte

Entre las infraestructuras de transporte prioritarias, Fidex y Seopan destacan las de movilidad y accesibilidad urbana, por valor de 37.900 millones de euros. Concretamente las cercanías exigirían 16.000 millones de inversión para 656 nuevos kilómetros, los metros 14.900 para 144 kilómetros y los accesos y circunvalaciones urbanas otros 7.000 millones para 410 kilómetros. Su ejecución proporcionaría un ahorro de 120.000 horas diarias, con un beneficio social de 38.100 millones de euros en treinta años.

En infraestructuras de transporte interurbano, la inversión pendiente se cifra en 46.000 millones de euros que permitirán finalizar los 3.199 kilómetros de la red de autovías -24.000 millones-, los 460 kilómetros pendientes de ferrocarril convencional -18.000 millones- y los 563 kilómetros de plataforma y superestructura de alta velocidad -3.600 millones.

Considerando un plazo de operación de treinta años, las inversiones generarían beneficios cuantificables en 147 horas diarias de ahorro y 27.500 millones de euros de impacto social para las autovías, en ferrocarril convencional se induciría un beneficio social de 27.300 millones en ahorro de tiempo, reducción de costes de operación e impactos ambientales, y en ferrocarril de alta velocidad de 8.500 millones, sobre todo en ahorro de costes de operación al tratarse de líneas de tráfico mixto.

Colaboración público-privada

Debido al contexto de reducción de déficit Fidex y Seopan apuntan hacia soluciones de financiación alternativas a la puramente presupuestaria, como la colaboración público-privada que es más viable por razones de impacto en el déficit público y de eficiencia y simplicidad en la gestión, al incorporar en un solo contrato el diseño, financiación, construcción y operación de la infraestructura. Además, minimiza las posibles desviaciones en plazo y coste de los proyectos.