Portada:  Noticia de actualidad


Un 5 por ciento más que en los nueve primeros meses de 2017

Adif Alta Velocidad ha conseguido en los tres primeros trimestres del ejercicio 2018 un EBITDA positivo valorado en 219 millones de euros, un 5 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior. Una vez incorporados los gastos en amortizaciones e imputaciones de subvenciones, el beneficio de explotación es de 31,5 millones de euros. Esta evolución viene motivada en gran medida por el incremento de los ingresos por cánones, cuantificado en 19 millones, un 5 por ciento en el mismo periodo de 2017. En Adif, por su parte, el ejercicio 2018 destaca por ser el primer año completo en el que se aplica la nueva estructura de ingresos de la entidad, un cambio que ha supuesto un incremento de los ingresos por cánones de 269 millones de euros en los nueve primeros meses de 2018, lo que supone una subida del 121 por ciento con respecto al mimso periodo de 2017.


Adif Alta Velocidad consigue un resultado bruto de explotación positivo de 219 millones hasta septiembre
 
 
 

(05/11/2018) Respecto a los gastos, se incrementa en un 2 por ciento la energía eléctrica de tracción y en el mismo porcentaje —que se cifra en 4,4 millones de euros— los capítulos destinados a la mejora de la conservación de la infraestructura de vía y los servicios de atención a viajeros.

El resultado financiero de la entidad presenta entre enero y septiembre una mejora de 8 millones de euros, lo que supone un 4 por ciento más que en 2017. Esta mejora viene motivada en gran medida por la reducción de los tipos de interés aplicable al endeudamiento vivo, de forma que Adif Alta Velocidad ha conseguido reducir progresivamente su tipo medio, desde el 2,24 por ciento aplicable a 31 de diciembre de 2016, al 1,96 por ciento aplicable a 31 de diciembre de 2017 y al 1,89 por ciento aplicable en los nueve primeros meses de 2018.

Inversiones por líneas

El presupuesto de inversiones aprobado para Adif Alta Velocidad  para el presente ejercicio es de 2.712,856 millones de euros, lo que supone un incremento de 383,024 millones sobre los 2.329,832 del presupuesto de 2017, vigente hasta junio de 2018.

Durante el mes de septiembre se han ejecutado obras de inversión por 172.395 millones de euros  hasta alcanzar la cifra agregada en el ejercicio de 949.235 millones, un 11,9 por ciento más que la inversión alcanzada en la misma fecha del año anterior.

A este respecto, destaca la línea de alta velocidad a Galicia (Olmedo-Lubián-Orense), con inversiones acumuladas actualmente de 367,006 millones de euros, debido principalmente a las actuaciones en plataforma y vía. Concretamente, el tramo Lubián-Taboadela recoge inversiones acumuladas de 234,854 millones.

Por su parte, la línea de alta velocidad Madrid-Extremadura acumula a septiembre una inversión de 84,602 millones de eruos, la cual se concentra en gran parte en los ámbitos de infraestructura e instalaciones de señalización entre Navalmoral de la Mata y Cáceres. También en esta línea continúan las actuaciones en vía, telecomunicaciones, electrificación, señalización y seguridad, para el tramo Cáceres-Mérida-Badajoz.

La línea de alta velocidad de Levante registra inversiones en estos nueve meses por 53,206 millones de euros, materializadas sobre todo en superestructura, señalización y electrificación. El total acumulado se reparte en 18,265 millones para el tramo La Encina-Játiva-Valencia y 34,942 para el tramo Monforte del Cid-Murcia.

En otros corredores de alta velocidad en ejecución, las inversiones certificadas son las siguientes: línea de alta velocidad de Asturias (Variante de Pajares), 50,453 millones de euros; Bobadilla-Granada, 45,957 millones; Valladolid-Burgos-Vitoria, 42 millones de euros, fundamentalmente en el tramo Venta de Baños-Burgos; Vitoria-Bilbao-San Sebastián, 34,404 millones y conexión en ancho estándar Chamartín-Atocha-Torrejón de Velasco, 28,081 millones de euros.

En cuanto a la inversión en líneas en explotación, los trabajos de mantenimiento y mejora realizados están valorados en 103,723 millones de euros, destacando por su cuantía las actuaciones en las líneas de alta velocidad Madrid-Barcelona-Frontera Francesa y Madrid-Levante. En este capítulo, se han ejecutado diversas actuaciones que benefician al conjunto de la red por valor de 40,181 millones de euros.

Resultados de Adif

En Adif, por su parte, el ejercicio 2018 destaca por ser el primer año completo en el que se aplica la nueva estructura de ingresos de la entidad, en la que se han suprimido los ingresos percibidos del Estado para subvencionar el mantenimiento de la red convencional y de ancho métrico y se ha implantado la nueva estructura tarifaria de cánones.

Este cambio ha supuesto un incremento de los ingresos por cánones en 2018 de 269 millones de euros, lo que supone una subida del 121 por ciento con respecto a los nueve primeros meses de 2017, lo que ha compensado parcialmente la disminución de los ingresos por subvenciones del Estado para el mantenimiento de la red.

Respecto a los gastos, en los tres primeros trimestres del año se han incrementado en un 4 por ciento —14 millones de euros— todos aquellos conceptos relacionados con la mejora del mantenimiento y conservación de las líneas de la red convencional. En este sentido, destacan mayores servicios en vía y plataforma (+8,7 millones de euros), la mejora de electrificación (+1,4 millones), prevención de incendios y limpieza de maleza (+3,7 millones) y la vigilancia y seguridad en estaciones (+2,9 millones). La entidad muestra una pérdida de explotación a septiembre de 2018 de 64,7 millones de euros, cifra inferior a la prevista en dicho periodo (136,7 millones de euros).

Inversiones de Adif

El presupuesto de inversiones de 2018 aprobado para Adif es de 863,064 millones de euros, lo que supone un incremento de 343,082 millones sobre los 519,982 del presupuesto de 2017, vigente hasta junio de 2018. Durante el mes de septiembre, el gasto en obras de inversión ha sido de 26,816 millones de euros, dando lugar a 235,810 millones de inversión acumulada.

Las mayores inversiones se concentran en la red de Cercanías de Cataluña, con un total de 39,519 millones de euros. En esta partida de los Presupuestos Generales del Estado destacan las obras para la implantación del sistema ERTMS y aumento de la disponibilidad del GSM-R en el tramo Hospitalet de Llobregat-Mataró (6,831 millones de euros), las actuaciones para la renovación integral de vía entre Maçanet y Caldes de Malavella (5,289 millones), la instalación de enclavamientos electrónicos entre Gavá y Castelldefels (3,868 millones) y la rehabilitación de vía en el tramo Mora-Reus-Tarragona (3,243 millones de euros).

Le siguen por volumen de importe las inversiones realizadas en el Corredor Mediterráneo, que han alcanzado los 29,175 millones de euros. Las obras más destacables son las de adaptación al ancho internacional (vía y electrificación) de los tramos Martorell-Sant Vicenç de Calders-Tarragona, con un gasto total acumulado de 24,249 millones, en el trazado Vilaseca-Castellbisbal, que acumula la mayor parte de la partida destinada al Corredor Mediterráneo (28,470 millones).

También destacan los 19,631 millones de euros de inversión en la renovación y mejora de la línea Bobadilla-Algeciras —de los que 16,069 corresponden al tramo Almoraima-Algeciras y otros 3,426 a San Roque Mercancías—, diversas actuaciones que benefician al conjunto de la red convencional (17,977 millones), la renovación y mejora de la capacidad en la línea Palencia-Santander (11,904 millones) y la Variante de Camarillas (10,956 millones de euros).