Operadores:  Noticia de actualidad


Building Information Modeling documenta todo el ciclo de vida de la edificación y las infraestructuras y su uso será obligatorio para toda la licitación pública en 2019

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ya está utilizando la metodología BIM (Building Information Modeling), en la redacción de los proyectos constructivos y los posteriores trabajos de obra de la futura línea 10 de Metrovalencia, con lo que se anticipa a la directiva europea y se convierte en pionera en el empleo de esta metodología en proyectos de infraestructuras.


Metodología BIM para la redacción de los proyectos constructivos de la futura línea 10 de Metrovalencia
 
 
 

(31/07/2018) El Parlamento Europeo emitió la Directiva 2014/24/UE por la cual instaba a los 28 países miembros de la Unión a implementar la metodología BIM en todos aquellos proyectos constructivos de financiación pública. A partir de esta directiva, en agosto de 2015 el Ministerio de Fomento creaba la “Comisión BIM” la cual establece una hoja de ruta que convertirá el uso de dicha metodología en obligatorio para toda licitación pública de infraestructuras en 2019. Con la aplicación de este modelo de trabajo en la futura Línea 10 de Metrovalencia, FGV se anticipa a la directiva y se convierte en pionera en el empleo de esta metodología en proyectos de infraestructuras.

Building Information Modeling (BIM) es una metodología de trabajo que documenta todo el ciclo de vida de la edificación y las infraestructuras, haciendo uso de herramientas informáticas de modelado 3D, con el fin de generar una maqueta virtual a escala real y un repositorio único con toda la información útil para todos las partes que participan en el proceso y durante toda su existencia. En definitiva, esta herramienta abarca desde la definición conceptual, hasta el diseño, la ejecución y el posterior mantenimiento.

El objetivo que persigue FGV con el uso de esta metodología es mejorar la coordinación en la fase de diseño, intercambio de información y fase de proyecto, reducir posibles incertidumbres e interferencias en la fase de obra y en la gestión posterior de la infraestructura y su conservación, con el objetivo de alcanzar una mayor eficiencia en todo el proceso permita conseguir un importante ahorro de costes.

Línea 10 de Metrovalencia

La línea 10 de Metrovalencia es un nuevo trazado que tiene su origen en la calle Alicante y continúa a través de un túnel hasta la avenida Hermanos Maristas, desde donde el recorrido llega en superficie al barrio de Nazaret, atravesando la zona de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

La asistencia técnica para la redacción de los estudios y proyectos de la futura línea 10 de Metrovalencia fue adjudicada por FGV el pasado mes de mayo al consorcio empresarial integrado por Técnica y Proyectos, S.A. y Gesman, Ingeniería de Gestión, S.L., con un presupuesto de 1,15 millones de euros.

Junto con la redacción de los proyectos constructivos, FGV tiene previsto completar los estudios enfocados a garantizar la correcta definición de la línea de manera global en base a la actual coyuntura socioeconómica.

Además se están analizando factores como la movilidad urbana, demanda de viajeros, planificación de inversiones, entre otros, y se están elaborando proyectos de arquitectura y equipamientos de estaciones subterráneas, infraestructura, superestructura y electrificación y de señalización y comunicaciones e integración.

Una vez realizados todos los trámites administrativos y técnicos durante el presente año, se espera que las obras se inicien a principios de 2019 y puedan estar finalizadas en 2023.

Inversión inicial de 50 millones de euros

En junio de 2017 el Gobierno valenciano anunció el reinicio de las obras en esta línea, paralizadas desde 2011, con una inversión inicial de 50 millones de euros, de los que 30 serán aportados por la administración autonómica y 20 procederán de fondos FEDER.

Las obras de infraestructura de la entonces denominada T2 comenzaron en el año 2006 y quedaron paralizadas en 2011 por falta de presupuesto, tras una inversión de alrededor de 200 millones de euros. Hasta ese momento, se habían construido 2.500 metros de tramo subterráneo (Alicante-Hermanos Maristas), 2.480 metros de tramo en superficie (Hermanos Maristas-Nazaret) y la estación soterrada del Mercat, no conectada con los dos tramos anteriores.