Operadores:  Noticia de actualidad


El futuro servicio comenzará a funcionar en 2019 entre Barcelona y Madrid, para extenderse luego a otros corredores

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha presentado esta mañana en Barcelona el nuevo concepto de Smart Train de Renfe, el EVA, un producto que aunará la alta velocidad con la digitalización de todos los procesos, un sistema de precios predecibles para cada usuario, el viaje puerta a puerta, la integración con otros productos turísticos, nueva versatilidad y espacios de trabajo y una mayor sostenibilidad.


Renfe lanza el EVA, un nuevo concepto de Smart Train de alta velocidad
 
 
 

(06/02/2018) EVA es un nuevo concepto diseñado por Renfe que optimiza el producto de alta velocidad para adaptarse a más viajeros y completar la cartera de productos de la operadora en servicios comerciales. Al concepto generalista del AVE, su versión más económica AvCity y la marca internacional (AVE+TGV), se suma ahora el producto EVA, un Smart Train diseñado sobre las nuevas tecnologías y la demanda de servicios más personalizados e innovadores para el sector de la población que todavía hoy apuesta por el viaje en coche, como son los grupos pequeños, los jóvenes y las familias.

Se trata de un nuevo concepto de viaje para un nuevo tipo de viajero que pide inmediatez, personalización, servicios y pagar exclusivamente por los atributos que necesita: en concreto, un precio entre un 20 y un 25 por ciento inferior al AVE.

Según ha explicado el ministro de Fomento, se trata de un nuevo servicio que mejorará las prestaciones actuales, completando el viaje de alta velocidad, y que aprovechará al máximo las tecnologías disponibles, las posibilidades que ofrece la innovación y la digitalización, así como la personalización de los servicios.

En este sentido, el titular de Fomento ha subrayado que este nuevo servicio aportará atributos y complementos de valor añadido en un nuevo concepto de tren que se adaptará a las necesidades concretas de cada viajero y que tendrá como rasgos característicos la intermodalidad, la velocidad, la digitalización, la sostenibilidad o el futuro.

En los próximos meses, Renfe va a terminar de diseñar el EVA en un proceso conjunto de co-creación con sus clientes. A través de grupos cualitativos se irá creando de forma conjunta la imagen definitiva del producto y la definición de sus prestaciones comerciales y de servicio.

Adiós al billete físico: viaje cien por cien conectado

EVA incorporará los últimos avances del mercado, no sólo de transporte, sino de todos los ámbitos de las comunicaciones y el turismo. No existirá billete físico, sólo digital, que integrará en un mismo soporte todos los sistemas de transporte y la identificación de pasajeros podrá ser biométrica. EVA ofrecerá un viaje cien por cien conectado, con wifi y comunicación online, incluso entre los viajeros para, por ejemplo, compartir ruta a la llegada.

Mediante distintas aplicaciones, conectará al viajero con el trayecto, informándole sobre el punto en el que se encuentra su viaje, actividades de interés en destino o lugares por donde pasa el tren a través de realidad aumentada. La nueva alta velocidad conectará además al viajero con el centro de gestión y comunicación de Renfe a través de su móvil.

El viaje con EVA será puerta a puerta: el viajero que lo desee dispondrá, en un único billete integrado, del combinado de tren de alta velocidad con los medios de transporte necesarios para concluir o iniciar su viaje, ya sea taxi, cercanías, metro, autobús o coche de alquiler.

Además, los trenes estarán pensados para adaptarse a distintas modalidades de viaje, con espacios para minigrupos -de dos, cuatro o seis personas- con más zonas para compartir el viaje o trabajar, y espacio adaptado para viajeros con equipajes especiales.

El Prat, primera base de operaciones

Si bien el servicio EVA se prestará en distintas rutas de alta velocidad, la estación de El Prat funcionará como base de operaciones para su arranque en España. La previsión es que EVA se estrene en 2019 en el corredor Barcelona el Prat-Camp de Tarragona-Madrid, con cinco frecuencias por sentido diarias.

Esta línea es la que presenta un mayor potencial de tráfico y de transferencia de viajeros al tren. Por su parte, la estación de El Prat ofrecerá mejores oportunidades para establecer un modelo de integración intermodal y aparcamiento, con plena accesibilidad al área metropolitana de Barcelona.

 

 

En este sentido, el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña ha licitado la redacción de los proyectos básico y constructivo de la estación intermodal de El Prat de Llobregat, con un plazo de redacción de quince meses, que servirá de intercambiador entre las líneas de Cercanías Renfe, metro y los futuros trenes de alta velocidad.

Actualmente existe una estación de trenes de alta velocidad anexa a la estación de cercanías pero está inacabada y no presta servicio. El nuevo intercambiador facilitará la conexión entre la actual estación de Cercanías, por donde circulan las líneas R2, R2 Sur y R2 Norte, la de alta velocidad y la estación de la L9 del metro, ya en funcionamiento. Contará también con un aparcamiento en superficie de unas 370 plazas. Así, el proyecto contempla una primera fase de obras que incluirán estas actuaciones con un presupuesto estimado de quince millones de euros.

Diez años del AVE Madrid-Barcelona

El nuevo servicio EVA se ha presentado cuando está a punto de cumplirse, concretamente el día 20 de este mes, el décimo aniversario de la llegada de la alta velocidad a Barcelona. En esta década, la conexión directa entre Madrid y Barcelona en servicios AVE -excluyendo el resto de relaciones de la línea-, acumula más de 35 millones de viajeros.

En 2017 los AVE directos Madrid-Barcelona han transportado a más de 4,1 millones de viajeros, lo que representa un incremento de la demanda del 7,6 por ciento respecto al año anterior, con una cuota de mercado del 65 por ciento respecto al modo aéreo.

Información completa sobre el nuevo concepto de alta velocidad EVA en el número de marzo de la versión impresa de Vía Libre