Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Según anunció ayer el ministro de Fomento, la actuación, sumada a la conclusión de las obras a finales de este año, permitirá iniciar en enero el periodo de pruebas

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció ayer que Adif Alta Velocidad pondrá en tensión, el próximo 20 de noviembre, la nueva variante ferroviaria Vandellós-Tarragona del Corredor Mediterráneo y su conexión con la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona-frontera francesa.


El 20 de noviembre se pondrá en tensión la nueva variante Vandellós-Tarragona del Corredor Mediterráneo
 
 
 

(08/11/2017)  

La actuación ha supuesto la electrificación de la catenaria y los sistemas asociados a 3.000 y a 25.000 voltios en una longitud de 56,5 kilómetros. La puesta en tensión de la línea aérea de contacto en este tramo es un paso imprescindible para la puesta en servicio de esta infraestructura que, con una inversión estimada de 650 millones de euros, es estratégica para el desarrollo y la configuración del Corredor Mediterráneo.

Esta actuación, sumada a la próxima finalización de las obras, prevista para finales de este año, permitirá iniciar en enero de 2018 el periodo de pruebas.

Beneficios de la entrada en servicio del tramo

Su entrada en funcionamiento generará importantes beneficios para los servicios de viajeros que circulan por el sur de Cataluña y el eje de Levante, incrementando de forma significativa la capacidad y operatividad para todo tipo de tráficos en un tramo equipado actualmente con vía única, lo que supondrá, entre otras ventajas, una reducción de treinta minutos en el tiempo de viaje por ferrocarril entre Barcelona y Valencia.

La eliminación del actual trazado en vía única por la zona costera del sur de Tarragona también repercutirá en una importante mejora de la seguridad y la permeabilidad del ferrocarril.

En azul, nuevo tramo Vandellós-Camp Tarragona. Edición Via Libre.