Operadores:  Noticia de actualidad


Aún sin fecha de inicio, circulará entre Tarragona y Caspe pasando por Mora la Nova

Ferrocarrils de la Generalitat de Cataluña se ocupará de la promoción comercial y la operación de este nuevo tren turístico que, en una fecha aún por determinar, circulará por la línea de Adif Tarragona-Zaragoza en su tramo desde la costa hasta Caspe. La Fundación para la Preservación del Patrimonio Histórico Ferroviario e Industrial está ultimando la recuperación de los coches, vagón y locomotora cedidos por la Fundación de los Ferrocarriels Españoles para el tren cuya gestión asume el operador ferroviario autonómico.


El Caspolino, un nuevo tren turístico que gestionará Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya
 
Imagen actual de parte de la composición del futuro tren El Caspolino
 
 

(05/07/2016) El nuevo tren turístico circulará por las comarcas de Tarragona en breve, Según se presentó en el último Consejo de Administración de Ferrocarrils de la Generalitat de Cataluña, el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat ha solicitado que FGC participe en la operación del tren turístico llamado “El Caspolino”. Así, conjuntamente con la Fundación para la Preservación del Patrimonio Ferroviario Industrial de Mora la Nova se  ecuperará el tren turístico que circulará desde la Costa Dorada hasta Caspe pasando por Mora la Nova.
 
Actualmente se está elaborando un Plan Estratégico de Competitividad Territorial que impulsa el Departamento de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda con participación de diferentes ayuntamientos, consejos comarcales y diputaciones.

 

 


 

Uno de los coches ya restaurado por los voluntarios.

Un tren recuperado por los voluntarios de Mora la Nova

La Fundación para la Preservación del Patrimonio Ferroviario e Industrial de Mora la Nova ha finalizado la rehabilitación de los tres vehículos y la locomotora que formarán parte de El Caspolino con la participación económica de diversas entidades públicas y la propia Fundación. El año 2013, los socios voluntarios del iniciaron las tareas de rehabilitación y puesta en marcha del material móvil del tren.

La composición, que ha sido cedida en uso por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles  a este colectivo de voluntarios, la forman los dos coches de viajeros, CC-6029 y CC-6043, de la serie 6000 de 3ª clase de Renfe, construidos en Francia por San Denis en 1950. Ahora se ha procedido a la rehabilitación integral de su interior, recuperando su aspecto original de los primeros años de circulación. Para ello ha sido necesario realizar una intervención profunda, con la restauración de los departamentos, restituyendo o reproduciendo todos los elementos originales, siguiendo los criterios más estrictos de rigor histórico.
 

Voluntario trabajando sobre uno de los
coches del futuro Caspolino.

Asimismo esta operación también se ha hecho extensiva a un vagón de mercancías del tipo J2 destinado a vagón taller o de apoyo de equipamientos para el tren turístico. Al frente de esta composición irá, al menos en su primera fase, la locomotora diesel eléctrica 10836, una clásica “yeyé”  con los estrictos ajustes en los equipamientos de seguridad y puesta en servicio que exige Adif. En fases sucesivas se incorporarán más coches pendientes de cesión y algunas de las locomotoras de vapor que ya están siendo restauradas por los voluntarios, como dos tipo Mikado y una Bonita, en los propios talleres de la Fundación para la Preservación del Patrimonio Ferroviario e Industrial.
 
Esta operación ha supuesto una inversión económica total de 126.850 euros, con la aportación de la Generalitat de Cataluña (Fondo Leader) de 99.241 euros, la Diputación de Tarragona de 10.000 euros; el Ayuntamiento de Mora la Nova de 12.500 euros y la propia Fundación de 5.109 euros.