Material:  Noticia de actualidad


Tres fases de pruebas que se prolongarán durante tres meses

Los Ferrocarriles Indios están probando una composición de Talgo, Serie 4 TPI-180 alquilada a Renfe, concretamente la composición 4B4, butacas para servicios diurnos, que tiene su base en Barcelona San Andrés Condal.


India prueba una composición Talgo alquilada a Renfe
 
 
 

(22/06/2016) Esta composición forma parte del lote de seis unidades vendido a Argentina que finalmente no llegó a entregarse, aunque sí se preparó con los requerimientos específicos de Argentina e, incluso, llegó a tener la librea de Sofse.

La composición está formada por nueve coches. Un coche extremo generador TG4 5071 04-1

2 004-7, dos coches de primera clase, TA4 5071 04-01 005-7 y TA4 5071 04-01 008-1, un coche cafetería TC4 5071 04-06 013-6, cuatro coches intermedios de clase Turista TB4 5071 04-02 021-3; TB4 5071 04-02 037-9; TB4 5071 04-02 042-9 y TB4 5071 04-02 038-7 y un coche extremo de clase turista TB4Z 5071 04-08 006-8.

Modificaciones

La composición, diseñada en ancho ibérico, ha necesitado, para circular por las vías de India, una serie de modificaciones que la han hecho compatible con la infraestructura como con las locomotoras del país asiático.

Así, se ha aumentado en ocho milímetros la distancia entre caras activas de rueda para ajustarse al ancho de vía indio de 1.676 milímetros, y se han cambiado las mangas TFA y TDP a sus equivalentes en normativa AAR, si bien es posible utilizar las de normativa UIC.

Además, se han colocado suplementos entre rodales y torretas para aumentar la altura de la cota del enganche entre composición y locomotora de modo que sea compatible con la altura de enganche india, y para cumplir el gálibo en las partes más bajas de las cajas cuando se circula en condiciones degradadas. Por lo general, el gálibo indio es más permisivo en dimensiones que los gálibos estándar en España, con lo que no ha habido problemas de compatibilidad.

Pruebas

El alquiler del tren en la India tiene como objetivo dar a conocer la tecnología Talgo en aquel mercado, probar su compatibilidad con la infraestructura y realizar ensayos de aumento de velocidad.

La primera fase de pruebas que se realizan en el corredor Bareilly-Moradabad, en el norte de India, se centra en la compatibilidad con la infraestructura india y se realiza a velocidades de hasta 115 km/h con el tren vacío y cargado.

La segunda fase, en el corredor Palwal-Mathura, entre Nueva Delhi y Agra, donde se puede circular a velocidad comercial de hasta 160 km/h., contempla pruebas de aumento de velocidad que se realizan hasta los 180 km/h y a distintas insuficiencias de peralte, para probar la capacidad de pendulación de los trenes Talgo.

La tercera fase probará los tiempos de viaje que pueden obtener los trenes Talgo entre Nueva Delhi y Bombay. La duración de las tres fases de las pruebas se estima en tres meses.