Portada:  Noticia de actualidad


La línea cuenta con 23 kilómetros de longitud, en tramo elevado, y entrará en servicio en agosto de 2016

El pasado 14 de diciembre la compañía pública de Metro de Bangkok comenzó las pruebas en la primera fase de la Línea Morada, cuya entrada en servicio está programada en agosto del año próximo. El metropolitano de la capital tailandesa está inmerso en un ambicioso plan de expansión que, además de la construcción de nuevas líneas, incluye una importante ampliación de la existente.


(18/12/2015) La línea cuenta con veintitrés kilómetros de longitud, en tramo elevado, que conectan Bang Yai, en el noroeste de Bangkok, con Tao Pun, en el centro de la ciudad y su entrada en servicio está programada para el 12 de agosto de 2016. Cuenta con dieciséis estaciones, cuatro aparcamientos disuasorios y un depósito en Bang Phai, en el extremo norte de la línea.

 

En septiembre de 2013 se suscribió una concesión público-privada por importe de 2.109 millones de euros entre la autoridad estatal de transporte de Bangkok (Mass Rapid Transit Authority, MRTA), dependiente del Ministerio de Transporte tailandés, y la compañía de Metro de Bangkok (Bangkok Metro Public Company Limited, BMCL), en virtud de la cual BMCL operará la línea por un periodo de treinta años.

Ese mismo año JR East, filial de Japan Transport Engineering, se adjudicó el contrato para suministrar veintiún trenes de tres coches para operar la futura línea, de los cuales seis ya han llegado a Bangkok y el resto lo harán en febrero.

Segunda fase

La segunda fase de la línea, que fue aprobada por el Gobierno tailandés a principios de este mes, cuenta con 19,8 kilómetros de longitud en dirección sur, desde Tao Pun a Rat Burana. La extensión tendría dieciséis estaciones, que serían subterráneas hasta Mahaisawan y, a partir de ahí, en trayecto elevado.

El presupuesto del proyecto se estima en 2.341 millones de euros. Asimismo, a largo plazo está prevista otra ampliación desde Rat Burana.

Ampliación de la línea 5

Por otra parte, también el 14 de diciembre concluyó la perforación de los primeros túneles excavados bajo el río Chao Phraya, que forman parte de la extensión de la Línea Azul. Se trata de dos túneles gemelos de doscientos metros de longitud que conectan las estaciones de Issaraphab y Sanam Chai.

Esta extensión de veintisiete kilómetros de longitud convertirá la Línea Azul en circular, con un ramal desde Tha Phra a Bang Khae. Los trabajos se han dividido en dos tramos, el primero de los cuales, de catorce kilómetros de longitud entre Hua Lampong y Bang Khae, contará con cuatro estaciones subterráneas y siete elevadas, además del túnel que discurre bajo el río.

La segunda sección, de trece kilómetros entre Bang Sue y Tha Phra, discurrirá en tramo elevado, atravesando el río por un puente y contará con diez estaciones.

El grado de avance de las obras de la ampliación de la Línea Azul es del 70 por ciento y su entrada en servicio está prevista para junio de 2019.

Red de Metro de Bangkok. Fuente Urban Rail