Internacional:  Noticia de actualidad


El tiempo de trayecto se ha acortado hasta 14 días

Las rutas ferroviarias entre China y Europa siguen aumentando paulatinamente el tonelaje transportado por los trenes en esa larga travesía. Dos nuevas iniciativas se han sumado a las que ya vienen utilizando los dos corredores Este-Oeste. La primera de ellas es el acuerdo firmado entre DHL y el Joint Venture denominado UTLC (formado por la filial de carga de los Ferrocarriles rusos OJSC, la Compañía estatal de los ferrocarriles de Kazajstán y la empresa estatal de los Ferrocarriles de Bielorrusia). La segunda iniciativa proviene del operador logístico “Far East Land Bridge” que garantiza un tiempo de viaje de catorce días. 


(30/04/2014) El acuerdo DHL-UTLC prevé establecer un servicio de transporte de mercancías puerta a puerta en veintiún días, entre China y Europa, utilizando el corredor ferroviario Sur que pasa por Kazajstán, en lugar de utilizar la ruta del Transiberiano.

La segunda iniciativa proviene del operador logístico “Far East Land Bridge”, asociado con los Ferrocarriles rusos RZD y varias filiales de transporte ferroviario de operadores europeos. A partir de marzo ha puesto en servicio un nuevo tren semanal entre Suzhou (China) y Varsovia con tiempo de trayecto garantizado de catorce días (Ver)

/

Las rutas ferroviarias mercantes más largas del mundo

Transportar por tren mercancías entre China y Europa o viceversa surgió, a partir de noviembre de 2007, como una alternativa al transporte marítimo, amenazado en el Índico por la acción de la piratería. Inicialmente los tráficos fueron experimentales pero pronto comenzaron los servicios regulares, con tiempos de transporte en torno a los veintún días, frente a las cuatro o cinco semanas del transporte marítimo.

/
  Primer tren mercante internacional desde Zhengzhou a Europa. (Foto: Xinhua)

En septiembre de 2011, DB Schenker inauguró el transporte ferroviario por tren de piezas de BMW entre Leipzig y Shenyang (China), recorriendo 11.000 kilómetros, a través de Polonia, Bielorrusia y Rusia por el Transiberiano. Cuarenta contenedores formaban este primer envío, que tardó veintitrés días. Con posterioridad se redujo a catorce días con una frecuencia de tres trenes semanales.

A partir de 2013, hay un servicio trisemanal de contenedores en ambos sentidos entre Lodz (Polonia) y Chengdu en China. Otros trenes se han ido incorporando progresivamente, tanto por la ruta norte del Transiberiano como por la ruta sur de Kazajstán. Entre estos nuevos trenes están los de temperatura controlada a lo largo de todo el trayecto.

La mejora de la operación técnica de los trenes –que incluye el paso por dos gálibos distintos de vía- ha permitido recortar el tiempo de trayecto hasta los catorce días actuales.

Kazajastán quiere convertirse en una alternativa a la ruta ferroviaria por el Transiberiano en el enlace euroasiático. La compañía nacional de ferrocarriles de Kazajastán (KTZ), estima que en 2020 transitarán por su territorio 35 millones de toneladas de la ruta entre China y Europa, que se incrementarán a largo plazo hasta los cincuenta millones.