Infraestructuras:  Noticia de actualidad


El nuevo proyecto prevé un coste máximo de 650 millones de euros -frente a los ochocientos previstos en la última estimación- y establece una nueva fórmula de financiación, con la participación de un inversor privado

Adif y el Ayuntamiento de Barcelona firmaron ayer un protocolo de intenciones que garantiza el desarrollo de la construcción de la nueva estación de La Sagrera, en un acto celebrado en Barcelona y presidido por la ministra de Fomento, Ana Pastor. El protocolo se basa en una optimización del proyecto para racionalizar costes, manteniendo la funcionalidad y operatividad ferroviaria de la estación.


Adif y el Ayuntamiento de Barcelona firman un acuerdo que garantiza la construcción de la estación de La Sagrera
 
 
 

(11/07/2013) Este acuerdo garantiza una estación de ferrocarril para Barcelona que atenderá a las necesidades de movilidad de los ciudadanos –se estima que podrá ser utilizada por cien millones de personas al año– y facilitará la accesibilidad y el desarrollo de la ciudad.

La ministra de Fomento manifestó ayer que, para que una inversión en infraestructuras como esta contribuya al desarrollo económico, es necesario que responda a una planificación ordenada y rigurosa, que optimice todos los recursos disponibles, y genere el mayor retorno productivo y social.

Tras hacer alusión a las modificaciones del proyecto, Pastor destacó la importancia de la colaboración entre administraciones para buscar alternativas de financiación y garantizar la viabilidad económica y social de la nueva infraestructura.

Protocolo de intenciones

El objeto del protocolo es establecer el marco general, las pautas y la metodología que deben regular las relaciones entre Adif y el Ayuntamiento de Barcelona para que la estación de la Sagrera sea una realidad, gracias a una nueva fórmula que permita su financiación y al ajuste del proyecto para racionalizar su coste, manteniendo la funcionalidad y operatividad ferroviaria de la estación intermodal.

También se contempla la mejora de los mecanismos para sufragar las actuaciones en el entorno de la estación, complementando los estudios técnicos y económicos que ya se encuentran en marcha. Los objetivos de este protocolo de intenciones se desarrollarán mediante un convenio a suscribir por los organismos integrados en la sociedad Barcelona Sagrera Alta Velocidad (BSAV).

Inversión de 650 millones de euros

La firma del protocolo es fruto del consenso alcanzado entre Fomento, a través de Adif, y el Ayuntamiento de Barcelona tras seis meses de reuniones para garantizar la viabilidad de las obras de la estación de La Sagrera, conjugando una optimización de los costes con un nuevo modelo de negocio basado en la gestión de la superficie comercial, que garantice la financiación del proyecto.

Los principales resultados de este trabajo conjunto sitúan el coste de la estación en torno a un máximo de 650 millones de euros, frente a la última estimación de coste prevista de más de ochocientos, y establecen una nueva fórmula de financiación del proyecto, que implica la participación de un inversor privado.

Para ello, el Ayuntamiento de Barcelona ha elaborado un Plan de Negocio que entregará a Adif, dónde se evalúa el modelo a desarrollar en la zona comercial de los vestíbulos de la estación y el del edificio situado en el entorno, lado montaña. Asimismo incluirá las razones que justifican el proyecto, las características diferenciadoras, las ventajas competitivas, la inversión requerida y la rentabilidad del proyecto.

Ambas partes se comprometen a colaborar activamente para localizar y contactar con posibles operadores patrimoniales interesados y también analizarán conjuntamente alternativas tendentes a la materialización de la mayor parte posible de los 180.000 metros cuadrados de techo atribuidos a Adif del ámbito de la estación de la Sagrera.

Reducción del coste del proyecto

La reducción del coste de la estación es el resultado de reconsiderar partes de la estación con elevados presupuestos pero cuya modificación no supone un cambio en el esquema ferroviario. En ese orden de cosas está la modificación de la cubierta, la supresión de elementos ornamentales, la racionalización de las soluciones estructurales, y la optimización de las instalaciones, así como la deducción del importe total de la estación de las asignaciones que deben asumir otras administraciones o la sociedad BSAV, todo ello garantizando la correcta explotación ferroviaria.

Paralelamente, se comprometen a ajustar los costes correspondientes a la urbanización del ámbito La Sagrera-Sant Andreu y los del resto de las obras ferroviarias, así como a desarrollar un calendario de actuaciones, en el que tiene prioridad el inicio de las obras de la estación de Sant Andreu Comtal, una vez se realice el ajuste de las mismas.

Reunión del consejo de administración de Barcelona Sagrera Alta Velocidad

Por otro lado, la sociedad Barcelona Sagrera Alta Velocidad ha celebrado hoy un consejo de administración en el que, además de la aprobación de diversos trámites de carácter ordinario, se ha reafirmado el compromiso de todas las instituciones implicadas en el desarrollo del proyecto, así como su importancia tanto ferroviaria como urbana para el futuro de la capital catalana y su sistema de transporte.