Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Una prueba piloto recupera un ramal sin servicio desde comienzos de esta década

Ayer miércoles el ramal de Orcasitas dio el primer paso para la recuperación del transporte de automóviles para la fábrica del grupo PSA de Villaverde. Adif, Renfe y PSA han sumado esfuerzos para el resultado satisfactorio de esta prueba piloto, la cual abre nuevas puertas para dar pleno servicio ferroviario, de entradas y salidas de material, a esta factoría madrileña.


La fábrica de Peugeot de Villaverde vuelve a recibir trenes
 
Vista del primer tren cargado con vehículos en la playa de vías de PSA de Villaverde
 
 

(26/11/2009) Una locomotora 333 de Renfe Mercancías, remolcando catorce vagones plataforma portaautomóviles de la empresa Logística y Transporte Ferroviario (LTF), recorrieron el ramal de Orcasitas para hacer la prueba piloto de un proyecto de transporte ferroviario de grandes perspectivas de tráfico.

Como ya se contaba en este mismo boletín (ver noticia), el grupo automovilístico francés PSA, que integra las marcas Peugeot y Citroen, gestiona en Madrid, en el barrio de Villaverde, una gran factoría, heredera de la legendaria marca española Barreiros. Esta planta contaba con un ramal ferroviario que, tras años de intenso servicio, prácticamente quedó abandonado antes del cambio de siglo.

El mercado fuertemente competitivo de este sector, no sólo entre marcas sino entre las diversas plantas del mismo grupo, animó a los responsables madrileños de logística de PSA, a estudiar fórmulas alternativas de transporte que hicieran más competitiva a esta planta frente a otras del grupo, con el fin de obtener encargos de producción de diversos modelos. 

hspace=10

El primer tren hace su entrada en las vías de PSA

Y una de las fórmulas es rebajar los costes logísticos. En España estos costes pueden ser, para el caso de PSA Villaverde, casi el doble que los de una planta centroeuropea. Los cálculos realizados por los fabricantes estiman que es posible reducirlos sensiblemente.

En Madrid un coche asume unos altos costes logísticos, entre acarreo de piezas y envío de coches a destino final. El ferrocarril puede mermar esa cota que, sumado a los menores salarios españoles (pero no menor calidad técnica), daría como resultado que esta planta revalorizaría su potencial dentro del grupo PSA. Esto garantizaría el mantener (o incluso ampliar) la producción de vehículos, y, en consecuencia, asegurar miles de puestos de trabajo.

A estos balances evidentes y directos habría que sumar los costes globales de reducción de congestión vial, accidentalidad, emisión de gases de efectos invernadero, etc… que van vinculados al transporte de carretera. PSA, a través de su operador logístico Gefco, quiere derivar el 80 por ciento de sus entradas de piezas al tren y casi el 100 por cien de salidas de coches también a las vías.

Trabajos efectuados

Para que este primer tren haya podido circular Adif tuvo que hacer a lo largo de este mes de noviembre un fuerte trabajo para dejar expedita la vía. La traza del ramal se usaba hasta ahora, con muchas restricciones (velocidad máxima 5 km/h), para el acceso a los talleres de vagones de Siderúrgica Requena y, en sus primeros metros, para la factoría, también vagonera, Tafesa. Desde Requena hasta la topera final, así como toda la playa de vías de Peugeot, se hallaban en completo estado de abandono, con abundante vegetación crecida en las vías, incluso de tipo arbóreo. Además, ya en los últimos años de funcionamiento del ramal, éste presentaba serios problemas de alineaciones de las vías, que comprometían la seguridad en la circulación. 

hspace=10

El tren se divide en dos ramas para situar en sendos muelles de carga de PSA

Por todo ello Adif, para esta primera prueba piloto, ha ejecutado trabajos en todo el ramal abandonado. Se ha desbrozado íntegramente las vías, se han cambiado numerosas traviesas de madera en estado de putrefacción, se han verificado y activado las marmitas de cambios de vías, y se han nivelado los abundantes baches que presentaban los carriles.

Estas reparaciones asumidas por Adif, en cualquier caso, sólo son válidas para estas primeras circulaciones de pruebas. Por su parte PSA ha limpiado los dos muelles de embarque de vehículos, zonas que en los últimos años se habían convertido en un almacén de contenedores en desuso y otros útiles abandonados.

La primera circulación que renovó la vía de este ramal llegó a las vías de PSA a las 11,35 procedente de Vicálvaro. La 333-359 remolcaba un tren de catorce plataformas, con una longitud total de 434 metros y un peso de 482 toneladas. A paso de hombre, el tren entró en la zona de vías de Peugeot y realizó una inversión de marcha para situar los vagones en las dos vías del muelle, de carga por cola de tren. Previamente fue preciso cortar el tren en dos ramas.

Una vez estacionadas las dos ramas, operarios de Gefco, asesorados por técnicos de Renfe Mercancías y LTF, procedieron al embarque de un lote de vehículos nuevos, de los tres tipos producidos en esta factoría, en los dos pisos

hspace=10

Carga del piso bajo de las plataformas

de los vagones plataformas. Tras el embarque los operarios logísticos de Gefco fueron adiestrados en las formas de anclaje de los turismos a las plataformas ferroviarias. Durante el embarque se verificaron la conformidad de los gálibos de los turismos y los de las plataformas así como las rampas existentes para el acceso a los dos niveles de estos vagones. 

Cada tren de este tipo puede remolcar así 168 coches, el equivalente a lo que transportarían diecinueve camiones de los que habitualmente hacen estos tráficos. Si se aplicaran los estándares de trenes de más longitud que ahora circulan ya por la red de Adif, de hasta seiscientos metros, estas cifras podrían aumentarse hasta retirar con cada tren veinticinco camiones de gran tonelaje de las carreteras españolas. Estos trenes de coches irían directamente así hasta el puerto de Valencia y al de Vigo. En este puerto gallego es donde hoy se embarcan los coches que PSA envía al Reino Unido.

 

 

Siguientes pasos 

hspace=10

Un vehiculo subiendo al piso superior de los vagones portaautomóviles

Esta prueba piloto ha resultado completamente satisfactoria tanto para los técnicos de Adif, de Renfe como de PSA, Gefco Logística y de LTF . El siguiente paso será la presentación conjunta por parte de Adif y PSA de un plan ante el Ministerio de Fomento para permitir la renovación integral del ramal (seis kilómetros entre vías de circulación, maniobras y muelles), de tal forma que los trenes puedan circular con completa seguridad y a una velocidad mayor por las vías del ramal Villaverde-Orcasitas.

Desde Adif se estima que sería necesaria una inversión que cabría situar en una horquilla entre dos y tres millones de euros. Evidentemente desde Adif se señala que esta inversión sólo sería asumible en tanto en cuanto hubiera un claro compromiso por parte de PSA de un plan de transporte por ferrocarril en un plazo dilatado. Es una cuestión que, tras todo el proceso previo y las pruebas ahora consumadas, parece que es totalmente viable y buscada por todos los actores del proyecto.

Por su parte, PSA debería asumir una adecuación de sus obsoletos muelles de carga de turismos a los estándares actuales en esta materia, que dan más seguridad y agilidad a las operaciones de carga del tren. Además, PSA tiene prevista, para la llegada de los

hspace=10

Coches embarcados en el piso superior de este tren

trenes de contenedores Megacombi con piezas (que ahora mueren en Abroñigal), la recuperación del antiguo muelle de descarga. Éste ahora se destina a la venta de automóviles a los propios empleados de la planta y con el nuevo proyecto sólo  sería precisa la recuperación de la vía de muelle, cuyo foso está hoy relleno y enrasado con el suelo de la nave. Adicionalmente sería precisa la construcción de una glorieta en el viario exterior para facilitar el movimiento interno de carretillas hacia este muelle ferroviario, que sería así la puerta principal de mercancías de la planta.

Los técnicos de logística de Peugeot también tienen previsto modernizar el paso a nivel interior de la factoría, ya que éste registra un intensísimo movimiento de carretillas y es necesario que los periodos de corte por el paso de trenes sean los más reducidos posibles para no comprometer el ritmo de producción de la cadena de montaje. Todas estas actuaciones de infraestructura competentes a PSA serán autorizadas próximamente por este grupo industrial.