Infraestructuras:  Contenidos de la hemeroteca


Una línea con setecientos metros de recorrido y un vehículo capaz para 36 viajeros

Sener Ingeniería y Sistemas ha desarrollado el proyecto de un sistema de transporte automático para el centro comercial Plaza Imperial de Zaragoza. El monorraíl proporcionará una conexión rápida –apenas tres minutos- y cómoda a los clientes de las dos plataformas comerciales del centro, separadas por viales de carretera, aparcamientos y una rotonda.


(20/09/2007) El proyecto del monorraíl que se construirá entre las dos áreas que conforman el nuevo centro comercial Plaza Imperial de Zaragoza, desarrollado por Sener, prevé una  infraestructura de rail elevada que recorrerá una distancia de setecientos metros a aproximadamente seis metros de altura con respecto a la cota del terreno.

Propulsado por energía eléctrica, el vehículo cubrirá en apenas tres minutos los setecientos metros de trayecto. La vía estará sustentada por 39 pilares repartidos uniformemente a lo largo del recorrido y habrá dos únicas paradas, una en cada una de las plataformas del centro comercial.

Este será el primer sistema de estas características que funcione dentro de un área comercial y al aire libre en España, ya que el sistema automático del Aeropuerto de Barajas que une la Terminal 4 y su satélite es subterráneo y también lo será el funicular automático proyectado por el Consorcio de Transportes de Vizcaya para el acceso al barrio de Mamariga desde la estación de Metro Bilbao de Santurce.

El monorraíl prestará servicio ininterrumpido durante el horario de apertura del área comercial, desde las diez de la mañana hasta las diez de la noche, y podrá transportar hasta 180 personas por hora y sentido.

El vehículo tendrá una longitud total de 19,8 metros y contará con cuatro coches con capacidad para doce viajeros en los dos centrales y seis en los dos extremos, que también dispondrán de cuatro plazas para personas con movilidad reducida, con sus correspondientes accesos adaptados.

El vehículo circulará por un raíl de rodadura, metálico de sección rectangular de 740 por 620 milímetros. La vía se sustentará sobre 39 pilares cilíndricos de 500 milímetros de diámetro, repartidos uniformemente a lo largo del recorrido. La unión entre la vía y el pilar se realizará mediante capiteles. La unión entre los tramos de la vía se realizará mediante soldadura y el material tanto de la vía como de los pilares será acero.

La luz máxima entre pilares será de 32,5 metros, y la mínima de 13,5 metros. En cuanto al trazado, tendrá unos radios de curvatura de entre 120 y 180 metros. El gálibo mínimo será de 5,50 metros.

El desplazamiento del vehículo por el raíl se realizará por medio de neumáticos que apoyarán sobre la superficie superior y neumáticos laterales para estabilización. El interior de la estructura del raíl se utilizará como soporte de las instalaciones de alimentación y de comunicación entre el material móvil y tierra.

El vehículo compuesto por cuatro coches tendrá un peso total de 6.00 kN/m y un consumo eléctrico conjunto de 120 kilowatios. Alcanzará una velocidad de 25 km/h y la tracción estará distribuida en todos los coches, contando por tanto con cuatro motores de tracción. El suministro eléctrico será de 400-500 Vca y el sistema de captación de energía de tipo patín.

Monorraíl

El espacio interior en los vehículos dispondrá de filas de asientos para tres personas, sobre un suelo antideslizante, con amplias ventanas laterales y frontales que permitirán disfrutar de las vistas exteriores. Además, los coches regularán su temperatura mediante un sistema de aire acondicionado.

El control, la operación  y la supervisión del vehículo se llevará a cabo mediante un sistema informático supervisado por un operador desde la sala de control, con un circuito cerrado de vídeo que ofrecerá imagen en tiempo real tanto del interior de los coches como de las dos terminales.

La comunicación entre el operador y los usurarios estará garantizada por sistemas de megafonía e interfonía embarcados. Los coches incorporarán parte de estos sistemas de control, así como el espacio y los mandos que permitirán conducir manualmente el vehículo en caso de necesidad. Asimismo, en los dos testeros, unos detectores por ultrasonidos descubren cualquier tipo de obstáculo en la línea.

También está previsto en las dos terminales un sistema de puertas de andenes, que aumentará la seguridad de los viajeros al regular el acceso a la vía, y permitirá aislar acústica y térmicamente las estaciones de la vía, aumentando el confort de los usuarios.

Una vez en funcionamiento, este sistema de transporte permitirá disminuir el tránsito por carretera entre las plataformas comerciales, con la consiguiente reducción del consumo de energía, contaminación acústica y emisión de gases de efecto invernadero.

 

Plaza Imperial

 Monorraíl

Plaza Imperial es el proyecto privado más importante en el sector comercial y de servicios de los que se están llevando a cabo en Aragón. Con una inversión de 230 millones de euros, creará 4.900 puestos de trabajo directos y 7.900 indirectos. La primera fase se abrirá al público en el presente mes de septiembre y la totalidad del complejo en la primavera de 2008.

Contará con doscientos establecimientos, entre otros, de moda, complementos y hogar, más un hipermercado, e instalaciones de ocio como gimnasio, bolera, mini casino, once salas de cine con Imax, y diversos locales de restauración.
El edificio, de estilo vanguardista, tendrá quinientos metros de longitud y un total de 82.300 metros cuadrados de superficie, y estará construido con materiales bioclimáticos que permitirán el ahorro energético.