Portada:  Noticia de actualidad


Se trata del primer metro de Andalucía en obtener este reconocimiento otorgado por la Junta de Andalucía

Las estaciones del Metro de Málaga han sido reconocidas como zonas cardioaseguradas por parte de la Junta de Andalucía, con lo que se convierte en el primer metro andaluz en obtener este reconocimiento.


Las estaciones del Metro de Málaga, reconocidas como zonas cardioaseguradas
 
 
 

(05/10/2017) La Consejería de Salud del Gobierno andaluz ha concedido la distinción a las doce estaciones soterradas de las líneas 1 y 2, además de al edificio de oficinas de la sede central de la compañía, al cumplir con los requisitos en materia formativa e instalación de desfibriladores externos semiautomáticos.

Dichas instalaciones ya lucen los distintivos de zona cardioasegurada, que reconocen que los profesionales del metro están capacitados para actuar de forma inmediata en caso de presenciar una parada cardiorrespiratoria, sumando sinergias a la posterior asistencia por parte de los equipos de emergencias sanitarias, con los objetivos de disminuir la mortalidad y secuelas a través de una excelente actuación inicial.

Metro de Málaga ha impartido formación reglada a todo el personal de la compañía, así como los vigilantes de seguridad que trabajan en ella, en técnicas de RCP (reanimación cardiopulmonar) con la realización, además, de los pertinentes cursos de reciclaje sobre la materia, cada dos años.

Con este reconocimiento el metro malagueño da un paso más en su objetivo de garantizar la seguridad de los usuarios en todos los niveles, dando un servicio de calidad con las máximas garantías y niveles de confort.

Desfibriladores conectados con el Puesto de Control Central

Los desfibriladores se encuentran ubicados en el nivel de andén de las estaciones del ferrocarril metropolitano malagueño, pasada la línea de validación. Están conectados con el Puesto de Control Central, desde donde se conoce en tiempo real su utilización, lo que facilita que, en caso de necesidad, se pueda avisar de forma inmediata a los servicios de emergencia.

Hasta el momento, no ha sido necesaria la utilización de ninguno de estos dispositivos en las instalaciones del metro, si bien el hecho de disponer de ellos supone una mayor tranquilidad para usuarios de este sistema de transporte y para los trabajadores de la compañía.