Portada:  Noticia de actualidad


Dentro del proyecto de implantación del tercer carril entre Astigarraga e Irún, que supone una inversión global de más de 165 millones de euros

Los trabajos para la ampliación de gálibo del túnel guipuzcoano de Gaintxurizketa, en el tramo de vía convencional Astigarraga-Irún, avanzan a buen ritmo. Para su ejecución se utiliza una máquina escudo que permite compatibilizar las obras y el tránsito de las circulaciones ferroviarias, en vía única.


Avanzan las obras de ampliación de gálibo del túnel de Gaintxurizketa, en Guipúzcoa
 
 
 

(29/09/2017) El túnel de Gaintxurizketa, de 535,5 metros longitud, se localiza en el tramo de vía convencional Astigarraga-Irún, en el que se están realizando labores de implantación de un tercer carril para el uso conjunto de las circulaciones de ancho internacional y ancho ibérico, y que permitirá dar continuidad a la línea de alta velocidad Vitoria-Bilbao-San Sebastián hasta la frontera francesa por la línea Madrid-Hendaya.

El proyecto constructivo de implantación de un tercer carril, cuya inversión global asciende a más de 165 millones de euros, contempla, además de los trabajos en vía, distintas actuaciones en la infraestructura ferroviaria, tales como la adaptación de los túneles, el refuerzo de las estructuras metálicas y la adecuación de estaciones y apeaderos al ancho mixto, de manera que la línea pueda atender la nueva explotación prevista.

Asimismo, con anterioridad al inicio de estos trabajos ya se han ejecutado actuaciones previas por un importe total de 51,3 millones de euros, entre las que destacan la renovación de la vía entre San Sebastián e Irún, en la que se instalaron traviesas polivalentes, la renovación del carril y del balasto.

Posteriormente se abordarán las modificaciones necesarias de la catenaria y la modificación de las instalaciones de señalización y comunicaciones en el tramo Hernani-Irún de la red ferroviaria convencional.

Todo el proyecto y sus futuros usos requiere además de la rehabilitación de las subestaciones de tracción de Loyola, Gaintxurizketa e Irún, y la construcción de dos nuevas subestaciones en Martutene y Tolosa.

Sistema de ampliación del gálibo

Uno de los principales retos para incrementar la velocidad de las circulaciones en el tramo Astigarraga-Irún es ampliar el gálibo de los túneles existentes, adaptándolos a los nuevos criterios y normativa de seguridad de túneles que se están aplicando en la construcción de infraestructuras de alta velocidad. La innovadora solución adoptada es la utilización de maquinaria para la ampliación de la sección de los túneles, sin necesidad de interrumpir o desviar el tráfico de la línea ferroviaria existente. (Ver vídeo)

Así, en las obras de ampliación de gálibo del túnel de Gaintxurizketa se utiliza una máquina escudo que se adapta a la forma del túnel y que está equipada con una unidad de sostenimiento encargada de sujetar la bóveda actual y una segunda unidad de excavación equipada con martillos hidráulicos y evacuación del escombro, además de una tercera unidad de perforación, que permite los trabajos de sujeción y revestimiento del túnel.

Finalmente, la máquina perforadora incluye una unidad de equipos auxiliares, en la que se ubican los equipamientos necesarios para el funcionamiento de las unidades anteriores, como transformadores de tensión, bombas hidráulicas, compresores, entre otros.

Para la instalación y funcionamiento de la máquina han sido necesarias obras de adaptación previas, que han incluido actuaciones en el emboquille del túnel y el desplazamiento de la vía y de la catenaria a la zona central del mismo, por donde circulan los servicios ferroviarios programados, protegidos por la propia máquina.

Este método de ampliación de gálibo en el túnel de Gaintxurizketa se utilizará también en los túneles de Loyola, de 288 metros de longitud, y Capuchinos -196 metros-, en diferentes fases de avance de la obra.