Portada:  Noticia de actualidad


La cesión gratuita de una parte del capital social de SOC permite a FGC entrar a formar parte de la entidad que desarrolla el proyecto de la T-Movilidad

Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) ha entrado en el capital de la Sociedad Catalana para la Movilidad (SOC), con un 2 por ciento. El acuerdo se ha hecho efectivo transcurrido un año de la adjudicación por parte de la SOC del contrato de desarrollo e implantación del T-Movilidad, el nuevo título de transporte integrado de Cataluña.


Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya entra en el capital de la Sociedad Catalana para la Movilidad
 
 
 

(11/05/2017) El proyecto de la T-Movilidad fue adjudicado el 24 de abril de 2016, y ahora FGC pasa a formar parte del accionariado de la entidad, en virtud de un acuerdo que contempla la cesión gratuita del 6 por ciento del capital social de SOC a tres empresas relacionadas con el transporte en el sector público, entre las que se encuentra FGC.

T-Movilidad

El proyecto T-Movilidad supone una renovación tecnológica y de gestión absoluta para el sistema de transporte tradicional y aspira a ofrecer a los usuarios prestaciones que mejoren la calidad de sus desplazamientos.T-Movilidad supone la incorporación de tecnología sin contacto en los accesos a los servicios de transporte de forma que, en un futuro cercano, sea posible el acceso a través de un solo sistema.

Con la implantación de la T-Movilidad se produce la adaptación real de los diferentes sistemas de transporte público a la nueva realidad tecnológica de la sociedad. En una primera fase, supone la progresiva sustitución de las tarjetas de transporte público vigentes en el área de Barcelona y, gradualmente, en toda Cataluña. En concreto, durante el próximo otoño se llevará a cabo una prueba piloto en la línea 9 de Barcelona que se extenderá al resto de Cataluña en otoño de 2019.

Nuevas tarjetas tecnológicas

Las nuevas tarjetas sin contacto de última generación contribuyen a salvaguardar el medio ambiente y a la eliminación del fraude, gracias a la nueva tecnología que incorpora chips de altas prestaciones para garantizar la seguridad en las transacciones, asegurar la confidencialidad de los datos, impedir la falsificación de títulos y proteger el sistema de ataques exteriores.