Portada:  Noticia de actualidad


La campaña la protagoniza Karma, un personaje que aplaude los buenos usos y reprueba los comportamientos incorrectos

Transportes Metropolitanos de Barcelona, TMB, ha puesto en marcha una campaña de larga duración para promover el uso del transporte público y, además, favorecer el respeto y la convivencia entre los usuarios de las redes de metro y autobús de Barcelona. El protagonista de la campaña, Karma, reprobará los comportamientos incorrectos y aplaudirá a los usuarios que actúen con civismo.

 

 


Campaña para promover el respeto y la convivencia en el transporte público de Barcelona
 
 
 

(16/02/2017)  

La campaña define la esencia del Plan de Gestión de la convivencia en las redes de transporte público que Transportes Metropolitanos de Barcelona ha elaborado a lo largo del pasado año. En dicho Plan se identificada la necesidad de garantizar los derechos y los deberes de los usuarios, prevenir posibles conflictos, desarrollar el espíritu crítico respecto a las actitudes que pueden alterar la convivencia y fomentar la comprensión de las normas para que sean respetadas.

Karma

TMB ha colaborado con la agencia Bem en la creación de la campaña y su personaje, Karma,que se encargará de recordar a los usuarios del transporte público los comportamientos que los hacen un espacio de respeto y convivencia aplaudiendo a aquellos viajeros que muestren actitudes cívicas. Karma también reprobará los comportamientos incívicos e irrespetuosos que se dan, en ocasiones, en la red de transporte público de Barcelona.

Karma es un personaje femenino, cuyo nombre según sus creadores, juega con el concepto filosófico de karma, entendido como el conjunto de actos -positivos, negativos o neutras- que efectúa cada individuo y que marcan su conciencia y condicionan su futuro.

La campaña tendrá una duración aproximada de tres años y abordará los comportamientos incorrectos más frecuentes entre los usuarios del transporte público, con un desarrollo visual amable y asertivo. El objetivo es crear un código de comunicación divertido, fresco, cotidiano, que provoque una reflexión individual.

Los primeros asuntos en los que intervendrá la Karma con mensajes de advertencia son el fraude, la falta de respeto a los asientos reservados para personas con necesidades especiales, el peligro de acercarse al borde de los andenes del metro y el mal uso del mobiliario. También dará mensajes positivos de refuerzo de las conductas cívicas, las que proporcionan más karma a sus autores.

Soportes

Los mensajes se están mostrando ya en líneas de peaje del metro, paredes de túneles, paredes de andenes, papeleras, puertas de andén de líneas automáticas, interiores y exteriores de autobuses, además de Mou TV, las redes sociales y las webs de TMB.

El desarrollo del concepto creativo, así como las adaptaciones, la producción y colocación de esta primera fase, ha supuesto un coste aproximado de 109.000l euros. El presupuesto máximo estimado para todas las fases de la campaña no supera los 350.000 euros.

En paralelo, TMB está desarrollando acciones permanentes de fomento del respeto y la convivencia, entre ellas, la lucha contra el fraude con más de 4,5 millones de inspecciones de billetes al año y la sustitución de torniquetes para puertas deslizantes más efectivas en estaciones de metro

También difunde mensajes sobre asientos reservados, uso de todas las puertas de los trenes, obligación de validar, prohibición de bajar a las vías y transportar grandes bultos, control de los objetos personales y condiciones de uso correcto de los títulos de transporte.